Seguridad Vial

Por: María Hernández

Los residentes en las inmediaciones de la avenida Máximo Gómez viven cada día un verdadero infierno con el tránsito, en horas de la mañana, tarde y noche por la circulación de cientos de vehículos pesados, cargados en la mayoría de los casos, que contaminan con la emisión de CO2 , para lo cual las autoridades deberían pensar rápido en una solución que repercuta en beneficio de las mayorías.

Son varias las soluciones a medias adoptadas por las instituciones que rigen el tránsito en la República Dominicana para regular la circulación de vehículos pesados por vías por las cuales no afecten la calidad de vida de los que residen en las inmediaciones de estas avenidas.

Los vehículos pesados salen rutinariamente desde el Puerto de Haina y de las más de 150 empresas que se encuentran radicadas alli , específicamente en las zonas francas y de las plantas de generación eléctrica, que funcionan en la localidad, sin contar con los decenas de camiones cargados de combustibles que se dirigen a distintas estaciones de combustible de la capital y de provincias

Los sectores público y privado tienen que ponerse de acuerdo y pensar en la salud de las personas y su entorno antes que en la facilidad con que , muchas veces, se hacen de dinero en perjuicio de las grandes mayorías.

Pero qué ¿pasaría si estos vehículos se pararan por una semana hasta que se le busque una solución a la problemática? Definitivamente se paralizaría, todo ese tiempo la economía Dominicana.

La solución , aunque con cierta urgencia , no debe afectar la economía

Tratando de buscar respuestas en especialistas del tema vial, planteamos nuestra inquietud al diputado Rafael Tobías Crespo, director de la Comisión Permanente de Obras Públicas, en la Cámara de Diputados y pasado director de Tránsito Terrestre, hoy, Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre ( INTRANT) quien ofreció su consideración al respecto.

Sostiene que la razón principal para permitir la circulación de vehículos pesados por la avenida Máximo Gómez se debe a que es la única vía que puede traspasar la ciudad de Norte a Sur y viceversa de forma directa y en poco tiempo.

Salen de Haina y suben por esta vía hacia el Gran Santo Domingo y hacia el Este del país.

Crespo recuerda que otra ruta bien directa era por el Malecón de Santo Domingo, pero las juntas de vecinos comenzaron a reclamar la prohibición del tránsito de vehículos pesados por esa vía de gran acceso de los turistas y lograron sacarlos de la zona. Habría que ver si las juntas de vecinos de la Máximo Gómez estarían dispuestos a realizar los mismos reclamos.

Para este experto, por el momento, no hay solución para descongestionar esta vía hasta que el gobierno no termine la fase tres de la avenida Circunvalación que concluiría en el municipio de Boca Chica.

Mientras organizaciones no gubernamentales como la Fundación Red de la Dignidad sugiere, para descongestionar la Máximo Gómez, la adecuación de vías alternas consecuente al peaje, tamaño y ancho de los vehículos. También la construcción de nuevas vías que tienda a facilitar el flujo vehicular.

Además la determinación en el uso de las vías respecto a los horarios, pero toda decisión, sostienen, debe estar sujeta al consenso, al incremento de las señalizaciones y una vigilancia y mantenimiento permanente de las rutas.

Ojalá llegue rápido una solución definitiva que devuelva la tranquilidad a usuarios de la vía y a residentes, en general.

Noticias Relacionadas