Internacionales

El exvicemandatario y candidato presidencial demócrata Joe Biden se unió a varias figuras públicas que criticaron hasta hoy la decisión de la administración de Donald Trump de realizar recortes al programa de cupones de alimentos.

A principios de este mes el gobierno del republicano anunció una regla que, según estimados, eliminará los beneficios del Programa Suplementario de Asistencia Nutricional (SNAP) para unas 700 mil personas, al hacer cumplir de forma más estricta requisitos de trabajo asociados a esa iniciativa.

Donald Trump está recortando la asistencia alimentaria para 700 mil personas, pero de alguna manera encontró 1,4 mil millones de dólares para su farsa de un muro fronterizo. Esta administración está moralmente en bancarrota, escribió Biden en su cuenta de la red social Twitter.

El exvicepresidente, quien continúa en las encuestas al frente de los 15 aspirantes presidenciales demócratas, hizo alusión así a la Ley de Autorización de Defensa Nacional rubricada por Trump la semana pasada, la cual comprende una cifra récord de 738 mil millones de dólares en gastos militares.

Mediante esa legislación, se mantiene en 1,37 mil millones de dólares el presupuesto destinado al controvertido muro fronterizo que el jefe de la Casa Blanca quiere construir en los límites con México.

Aunque los legisladores no autorizaron los cinco mil millones que el gobernante republicano había demandado inicialmente para esa barrera, varios demócratas han cuestionado que se destinara cualquier cantidad a una obra que consideran ineficaz, costosa y contraria a los valores estadounidenses.

El pronunciamiento de Biden contra la medida de restringir los cupones de alimentos se produce después de que esta semana otro de los precandidatos presidenciales demócratas, el senador Bernie Sanders, y la representante Rashida Tlaib, publicaron un artículo de opinión en el diario británico The Guardian sobre el tema.

A través de ese texto, ambos miembros del Congreso criticaron no solo la regla confirmada este mes, sino otros dos planes propuestos por el ejecutivo del republicano contra el SNAP, los cuales podrían afectar en total a 3,7 millones de personas.

El gobierno afirmó que el cambio dado a conocer a principios de diciembre tiene la intención de alentar a aquellos que reciben los cupones de alimentos a conseguir trabajo, pero diversos grupos temen que la acción perjudique a las personas de bajos ingresos que no pueden encontrar un empleo estable.

Al respecto, Sanders y Tlaib criticaron que el mismo ejecutivo que impulsó un recorte de impuestos mediante el cual se favorecieron fundamentalmente los ricos, ahora ataque uno de los principales programas del país contra la pobreza.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas