Opinión

Controlar el COVID-19: frente a las presiones, implica repensar antes de abrir

Las noticias diariasdel número acumulado de afectados y fallecidos debido al impacto de la pandemia COVID-19, en el sentido estricto del concepto, ya no es noticia, es un refrito, pues, ¿quién desconoce a esta altura del juego que estos números van a aumentar con el paso del tiempo?Lo propio, solo cobra sentidoal tomar el tema dentro del contexto electoral, a contrapelo de profundizar el estado de angustia de una población sumergida en el drama de la posibilidad de morir, lo que dificulta la toma de conciencia del que hacer para vivir.

En este contexto es difícil hacerse un referente con el cual evaluar el curso de la pandemia, y de paso, forjar un criterio sobre el equilibrio entre el mantenimiento de las medidas tomadas para lograr el aislamiento social con el propósito de preservar el estado de salud, y la protección de la estabilidad de la economía yel equilibrio social indispensable para la satisfacción del individuo.

¿Cómo evoluciona la pandemia en el país es relación a las demás naciones que integran la Organización Mundial de la Salud? Tratar de responder en por cientos es menos técnico pero más amigable a las personasy, además, por razones de espacio, es necesario usar como referentes las regiones del globo y los países a las que emigran los ciudadanos en procura de realizar sus aspiraciones, y que, por vínculos históricos o por intereses geopolíticos de naciónmantienen un flujo bilateral de relaciones con la República Dominicana.

De entrada, se observa a nivel global el descenso del porciento de producción de nuevos casos por semana epidemiológica (SE) de 34% en la semana # 16, que transcurre del 12 al 18 de abril del 2020, a 18% en la SE # 19, transcurrida del 3 y el 9 de mayo del 2020. En este mismo periodo la letalidad descendió de 9.06% a 6.90%.

En la región del Pacífico Occidental, referente obligatorio por ser, al mismo tiempo, donde inició y se controló la pandemia, en ese periodo, la producción de nuevos casos varió de 9,03% a 5.38%. Es notable el caso de la República Popular China que mantuvo la producción de nuevos casos por debajo del 1.00%, con una muerte en cuatro semanas. También merecen mención en cuanto a reducción de casos nuevos y letalidad la República de Corea del Sur, no así Japón, quien presentó porcientos de 7.44% de casos nuevos y 3.84% de letalidad activa.

La Región de Europa, en las semanas de referencia tuvo variación de porcientos entre 23% y 13% de casos nuevos y 8.94% y 9.16% de letalidad. Disputándose Francia, España, Italia, Alemania e Inglaterra los primeros lugares en estos renglones.

Francia tuvo porcentajes entre 211% y 6.10% de casos nuevos y 17.25% y 19.17% de letalidad; Italia mantuvo porcentajes entre 17% y 4.70% de casos nuevos y promedio de 13% de letalidad; España, porcientos entre 20% y 3.55% de casos nuevos y letalidad en alrededor de 10%; Alemania se movió entre 17% y 4.23% la producción de casos nuevos con una letalidad de alrededor de 3%; y, por último, Inglaterra, produjo entre 55% y 19% casos nuevos con una letalidad alrededor de 14%.

En la Región de las Américas el comportamiento del COVID-19 ha sido diverso, incongruente quizás, en toda la región, en las últimas cuatro semanas la variación de casos nuevos va desde 46% hasta 22% con una letalidad circundante en 5.30%.

Caso extremo se presenta en los EEUU, con más de cuatro semanas siendo el epicentro global de la pandemia, en las semanas de referencia la presentación de casos nuevos ha oscilado entre 44% y 17%, y la letalidad en alrededor de 5.40%; en Brasil, ha variado entre 7% y 58% la presentación de casos nuevos con una letalidad de alrededor de 6.50%; en México ambos renglones oscilan entre 83% y 54% uno, y 7.71% y 9.99% el otro, para mencionar los países más relacionados con el nuestro.

En el caso de la República Dominicana, presenta en las últimas cuatro semanas una tendencia quebrada hacia la baja en la producción porcentual de casos nuevos. De 58% en la SE # 16 a 28.64% en la SE# 19, con una tendencia a la reducción de la letalidad de 4.27% a 4.05%. En este renglón es pertinente destacar que el pico más elevado lo alcanzó en la SE # 17, cuando llegó al 4.78%. Este porciento evidencia la contención de la pandemia en límites aceptables para no producir un desborde de la demanda de la atención.

De hecho, en los últimos cinco boletines especiales del Ministerio de Salud la producción de casos nuevos por día rondó entre el 3% y el 4%; y la letalidad, en el inicio de la SE # 20, descendió al 3.74%.

Estos datos son evidencia de que la estrategia para el aislamiento social ha surtido su efecto, pero el número de casos nuevos presentados todavía es elevado por lo que favorece la oportunidad y la probabilidad de contagio de la enfermedad.

Por lo que, ya que es lejana la posibilidad de dar con la vacuna que prevenga o descubrir el medicamento que cure la enfermedad es indispensable pensar antes de tomar la decisión de permitir la apertura exigida.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas