Internacionales

El papa Francisco nombró al sacerdote puertorriqueño Luis Miranda Rivera nuevo obispo de la diócesis de Fajardo-Humacao (oriente), anunció hoy el arzobispo de San Juan, Roberto González Nieves.

La designación del párroco de la iglesia Santa Teresita, en el sector capitalino de Santurce, es la segunda que hace el Sumo Pontífice en una semana.

El sábado pasado Francisco nombró al sacerdote puertorriqueño Ángel Luis Ríos Matos, de 64 años, nuevo obispo de la diócesis de Mayagüez (occidente), en reemplazo de monseñor Álvaro Corrada del Río, quien se acogió a la jubilación a sus 77 años de edad.

«Nuevamente queremos agradecer al papa Francisco por sorprendernos gratamente con el nombramiento del nuevo obispo para la diócesis de Fajardo-Humacao», expresó monseñor González Nieves al subrayar que se trata del segundo que hace en este mes y el tercer obispo que nombra para Puerto Rico.

Al hacer el anuncio, el arzobispo metropolitano de San Juan destacó que el obispo electo nació el 24 de enero de 1954 en Santurce y creció en el residencial Luis Llorens Torres, un sector marginal de la capital puertorriqueña.
Miranda Rivera, quien pertenece a la Orden de la Bienaventurada Virgen del Monte Carmelo (carmelitas calzados), inició estudios eclesiásticos en 1980 en el Seminario Santo Tomás de Aquino, en Santo Domingo, capital dominicana.

Posteriormente se licenció en Artes con una concentración en Filosofía en la Universidad Central de Bayamón (UCB), contigua a San Juan, y en Teología de la Vida Religiosa, en la Universidad de Salamanca, en España.

El nuevo obispo, ordenado el 14 de septiembre de 1984 en la Parroquia Santa Teresita por el cardenal boricua Luis Aponte Martínez (1922-2012), fue descrito como un excelente sacerdote por monseñor González Nieves.

La diócesis de Fajardo-Humacao, que abarca una decena de municipios, fue establecida por el papa Benedicto XVI el 11 de marzo de 2008 y tuvo como primer obispo a Eusebio Ramos Morales, actualmente al frente de la diócesis de Caguas (centro).

En noviembre de 2019, el sacerdote Alberto Figueroa Morales fue designado obispo auxiliar de San Juan para ocupar la vacante dejada por la muerte, en 2012, de monseñor Hermín Negrón Santana.

En esa oportunidad Figueroa Morales se convirtió, a sus 58 años, en el obispo más joven de Puerto Rico.

Monseñor González Nieves ha resaltado siempre la cercanía afectiva mostrada por el papa Francisco hacia esta nación del Caribe de 3,2 millones de habitantes, sometida al dominio colonial de Estados Unidos por cerca de 122 años.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas