Opinión

PLD pasa con buenas notas y seguirá en el Poder

Los 7 años y 9 meses de brillante gestión gubernamental del presidente Danilo Medina y el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) han impactado positivamente a la República Dominicana y constituido un ejemplo para el mundo en diversos renglones, como son sus efectivas políticas económicas y sociales, la reducción de la pobreza y la extraordinaria transformación en materia de obras de infraestructuras.

La inocultable estabilidad macroeconómica, el éxito de las políticas públicas puestas en vigencia, el firme respaldo a las pymes y los pequeños productores, la erradicación del analfabetismo, y el más ambicioso programa de construcción y reconstrucción de aulas escolares, entre otros logros no menos importantes, figuran entre las conquistas más sobresalientes de los casi 8 años de fructífera gestión del Jefe de Estado.

En efecto, los cerca de 96 meses de la administración del presidente Medina se caracterizan por la gama de ambiciosos programas ejecutados y en curso a favor de las amplias mayorías, muy especialmente, de los sectores más desposeídos, y por haber sentado las bases de un estado de bienestar para el pueblo dominicano.

Indefectiblemente, los gobiernos del PLD han garantizado el crecimiento económico sostenido que ha experimentado la economía nacional, a un promedio anual de 7.5 por ciento, mientras que el Producto Interno Bruto (PIB) ha crecido en más de 50 mil millones de dólares, desde agosto de 2012 hasta la fecha. La estabilidad macroeconómica, la consolidación como el mejor destino y mayor flujo de inversión en la región, y niveles de inflación de apenas un 3.9%, son otros de los logros puntuales de las gestiones del PLD.

El Informe “La Inversión Extranjera Directa en América Latina y el Caribe 2015,” atestigua que la República Dominicana es la mayor economía del Caribe y la mayor receptora de IED, con más del 37% de las entradas totales.

Fruto del éxito de las administraciones gubernamentales del PLD, en los últimos 7 años se han generado unas 783 mil 218 nuevas plazas de trabajo, el 75% de ellas formales, de conformidad con datos del Banco Central.

Así mismo, hay que destacar el éxito de las políticas sociales del gobierno, las cuales han permitido que cerca de un millón de dominicanos y dominicanas hayan salido de la pobreza, que la clase media creciera notablemente, que más de 4 millones 400 personas humildes se encuentren afiliadas al SENASA, mientras que se transformaron la gran mayoría de los hospitales del Estado.

Es de todos conocido que se ha consolidado a la República Dominicana como el principal destino de la región del Caribe y que ese boom turístico ha beneficiado a los productores agropecuarios nacionales, las empresas de construcción en general y las del ramo textil, entre muchas otras.

Además, hay que resaltar el impresionante proceso de recuperación de las zonas francas, la novedosa puesta en funcionamiento del Sistema Nacional de Atención a Emergencia y Seguridad 9-11, los exitosos programas de asistencia vial y de asfaltado llevados a cabo por el Ministerio de Obras Públicas; el Plan Nacional de Alfabetización, Quisqueya Aprende Contigo; y el levantamiento de la Central Termoeléctrica Punta Catalina, que genera 720 megavatios a carbón, y la Planta de Los Mina, con un aporte de 1.000 megavatios.

Un “buque insignia” de las gestiones del presidente Medina lo constituye –además del Programa de Tandas Extendida de la Educación- el éxito de las Visitas Sorpresa del Jefe de Estado, las cuales han creado decenas de miles de nuevas plazas de trabajo, impactado a cerca de 2.9 millones de personas y llevado sosiego a los productores del campo. Esas Visitas y el apoyo a las MiPymes han redundado en extraordinarios beneficios para el país y merecido elogios de distintos gobiernos y organismos internacionales.

Frutos de la revolución educativa impulsada por Danilo y sus gobiernos se desprenden: la asignación del 4% del Producto Interno Bruto (PIB) para la educación, la firma del Pacto Educativo, la mayor expansión que haya sufrido en la historia la infraestructura escolar y la incorporación de la Tanda Extendida, que ha sido catalogada por el propio presidente como el mejor legado de su gobierno.

Además del crecimiento económico sostenido que experimenta la nación, a los avances en educación, apoyo a la productividad y las pymes, salud, turismo y otros renglones, también es digno resaltar las múltiples obras de infraestructuras levantadas por la presente gestión, donde, en materia de viviendas sobresalen los proyectos “Boca Cachón,” de 568 casas, con todos los servicios incluidos y locales comerciales; “La Barquita,” que comprende 64 edificios de apartamentos y “La Ciudad Juan Bosch,” que es –sin dudas- el más ambicioso proyecto habitacional iniciado por gobierno alguno en nuestro país.

Como aportes extraordinarios del PLD desde sus gobiernos para combatir la pobreza y mejorar las condiciones de vida de la población, digno es resaltar los programas Comer es Primero y Solidaridad, que representan actualmente beneficios para más 1 millón 570 mil familias.

El extraordinario avance del gobierno en el ámbito de la educación y en otros ordenes ha sido tan significativo que ha provocado el reconocimiento de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), del ex presidente de Costa Rica, José María Figueres; de la UNESCO, cuya directora ejecutiva Irina Bokova, felicitó al jefe de Estado por convertir a la República Dominicana en campeona de la educación; la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y su secretaria ejecutiva, Alicia Bárcena; del Banco Mundial, del Programa de las Naciones Unidas (PNUD), del BID y diferentes gobiernos, como los de Perú, Panamá, Guatemala y Nicaragua, entre otros.

Noticias Relacionadas