Internacionales

La coordinadora de la respuesta al coronavirus SARS-Cov-2 en la Casa Blanca estadounidense, Deborah Birx, mostró hoy preocupación ante protestas que han sido apoyadas por el presidente Donald Trump contra las medidas de aislamiento social.

En particular, la doctora se refirió a que los participantes en movilizaciones realizadas en varios estados no practican las pautas de distanciamiento necesarias para enfrentar la pandemia del SARS-Cov-2, causante de la enfermedad Covid-19, y por eso podrían contraer el virus y transmitirlo a otros.

Para mí personalmente es terriblemente preocupante, porque si se van a casa e infectan a su abuela o su abuelo y tienen un desenlace grave o muy desafortunado, se sentirán culpables por el resto de la vida, dijo a la cadena de televisión NBC News.

Así que debemos protegernos mutuamente mientras expresamos nuestro descontento, añadió la coordinadora acerca de las movilizaciones que demandan el levantamiento inmediato de muchas restricciones impuestas para enfrentar la pandemia que ya dejó más de 66 mil muertos en el país.

Los comentarios de Birx se difunden después de que en días pasados el presidente Donald Trump volvió a expresar su apoyo a quienes participan en esas protestas, a pesar de que los expertos en salud advierten que ese tipo de aglomeraciones podría incrementar la propagación del virus.

Medios norteamericanos de prensa reportaron que las manifestaciones tienen una inclinación conservadora, pues muchas han sido organizadas por grupos de derecha y protagonizadas por personas que salen a la calle con gorras, camisetas y otros artículos en apoyo al mandatario republicano.

El jueves un grupo de manifestantes, algunos de los cuales estaban armados, irrumpieron en el Capitolio de Michigan cuando los legisladores debatían una extensión de las medidas adoptadas por la gobernadora del estado, la demócrata Gretchen Whitmer.

Sabemos que la gente no está muy contenta con esta postura de quedarse en casa. Y ¿saben qué?, yo tampoco. Pero el hecho es que tenemos que escuchar a los epidemiólogos y expertos en salud, y exhibiciones como la que vimos en nuestro capitolio no es representativa de quiénes somos, comentó Whitmer este domingo a la cadena CNN.

La gobernadora decretó una nueva declaración de emergencia hasta el 28 de mayo, en momentos en los que Michigan aparece como el tercer estado de mayor cantidad de muertes en el país, con más de cuatro mil.

Sin embargo, Trump que ya había expresado su respaldo a protestas en ese y otros lugares como Minnesota y Virginia, tuiteó el viernes su apoyo a los manifestantes de Michigan, al decir que Whitmer «debería ceder un poco y apagar el fuego» y añadir que «estas son muy buenas personas, pero están enfadadas».

Whitmer, por su parte, señaló hoy que varios de esos manifestantes dieron muestras del peor racismo y de las partes más terribles de la historia del país, al salir a la calle con banderas y nudos confederados e, incluso, cruces esvásticas.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas