Medio Ambiente

Juan Bosch Exhorta a Sembrar Árboles Maderables

“Siembren árboles maderables” exhortó Juan Bosch al pueblo dominicano, por el programa radial Tribuna Democrática, al ver la deforestación y las penurias de los campesinos de la montaña de Moca durante un recorrido de campaña por la Provincia Espaillat, al final del mes de noviembre del 1962.

Bosch, intelectual que había recreado en su obra literaria el realismo social de las primeras décadas del siglo XX en la República Dominicana, planteó grandes reformas sociales para este país al regresar del exilio de 22 años y encontrarse con una nación devastada por 30 años de tiranía trujillista, con un vacío social que solo llenaba el frente oligárquico dominante y una burguesía incipiente, sin ninguna capacidad de establecerse como clase gobernante e instituir las reglas democráticas, como habían hecho ya otras naciones del sistema capitalista mundial.

En su alocución por Tribuna Democrática, del martes 27 de noviembre de 1962, relacionó el proceso de deforestación con la miseria de los campesinos de la zona del Choco, sureste de Puerta Plata y de otros parajes de la provincia Espaillat, debido a las relaciones de propiedad latifundista y al uso de los suelos para la ganadería extensiva.

La ganadería extensiva es aquella en la que una cabeza de ganado tiene más tierra que una familia campesina. Juan Bosch citó casos con nombres propios de un latifundista con inmensa finca y de un campesino que no tenía ni siquiera zapatos; lo que él llamo una “miseria provocada” que existía en todas partes del país.

“En el paraje del Choco (sureste de Puerta Plata) la gente se mata haciendo siembras y carbón en medio de pedregales cortantes y de las rocas paradas que fueron en otro tiempo fondo del mar”. (Discursos Políticos 1961-1966, Tomo I…Pág. 19, paréntesis, pt).

Cuando habla de El Choco y dice “pedregales cortantes”, se refiere al suelo kárstico tipo Los Haitises, suelos protegidos no aptos para la producción agrícola y ganadera. Hoy, esa zona es Monumento Natural Laguna Cabarete y Goleta.

Don Juan fue más lejos, no se opuso a la crianza de ganado, sino que pidió que se destinaran otros sitios, terrenos bajos en los valles, para continuar con esa actividad productiva; dijo en dicho discurso, publicado al día siguiente por el diario El Caribe, que sólo se justificarían los latifundios donde se “siembren árboles maderables”.

El maestro acostumbrada a rendir cuentas al país, de lo que hacía y pensaba, mediante charlas radiofónicas y en esta que citamos hizo referencia de ese viaje hablando de la miseria en la cual vivía el hombre de campo y de la necesidad de sembrar árboles (Reforestar), dando al mismo tiempo cátedra sobre el manejo del medio ambiente y los recursos naturales de la zona y del país, como norte del desarrollo sostenible que impulsaría su gobierno.

Juan Bosch manifestó que “…Debería asegurarse en la nueva Constitución que las tierras de las lomas destinadas a café, potreros y árboles maderables no serán afectadas por la reforma agraria, por lo menos durante veinticinco años, con lo cual se estimularía a los que tienen dinero para que hagan potreros y siembren árboles de madera en las lomas – y agregó también: “ y se estimularía a los dueños de cafetales a mejorar sus siembras para sacar más frutos por tarea de lo que hoy sacamos”. Cuando habla de los potreros, expresa: “…viendo esos sitios (refiriéndose Puesto Grande, Arroyo Frío, Sabaneta de Yásica y el Choco) pensamos que nosotros podemos dedicar a potreros veinte millones de tareas (un millón doscientas sesenta y un mil hectáreas) en las partes bajas de las lomas de todo el país…” (Ibídem. Paréntesis y negritas, pt).

Bosch advirtió sobre la debacle ambiental, y en particular, de los recursos naturales que se daría en el país a raíz de la muerte de Trujillo y anunció en dicho discurso, días antes de ser elegido presidente, que en su gobierno, además de respetar los latifundios que estuvieran sembrados de árboles, tenía el país que proteger la cobertura arbórea como el café con sombra de guamas y los pastos que tuvieran samán y palmas, como los observó en esos lugares.

A 58 años del Profesor Juan Bosch referirse a los recursos forestales de la Cordillera Septentrional en Tribuna Democrática y a 111 años de su nacimiento, a partir de los gobiernos del Partido de la Liberación Dominicana, en la República Dominicana se están sembrando árboles, gracias al Programa Nacional de Reforestación Quisqueya Verde y, salvando las diferencias históricas y geográficas con la zona visitada por Juan Bosch en 1962, en la zona sur se ejecutan 7 grandes Proyectos de Desarrollo Agroforestales en las montañas de las provincias Azua (Las Cañitas y Los Fríos), Barahona (Polo y Paraíso), Bahoruco (Galván, Neiba, Villa Jaragua), Independencia (La Descubierta) y San Juan en las lomas de Sabaneta.
En el país cada año se plantan aproximadamente 10 millones de árboles de diferentes especies, en los que se incluyen las maderables con fines comerciales y para protección, sin incluir las especies arbóreas del campo agrícola asociadas al café y cacao, contribuyendo con el aumento de la cobertura arbórea y boscosa de la nación, al mismo tiempo que se generan ingresos directos para las familias más pobres del campo dominicano; debido a la creación de fuentes de empleos por el manejo forestal y los servicios ecosistémicos del bosque que se obtienen a corto, mediano y largo plazo.

Noticias Relacionadas