Internacionales

El presidente de Argentina, Alberto Fernández, volvió hoy a enviar un mensaje de unidad al señalar que la construcción de un nuevo país demanda de todos, al tiempo que insistió en desterrar el odio.

En amplio diálogo con la emisora FM La Patriada, el mandatario resaltó que hay que luchar por una política más inclusiva y que contenga a todos porque, dijo, nadie puede estar tranquilo viviendo en un país con 40 puntos de pobreza.

En alusión a la visible grieta que arrastra a Argentina por años, Fernández destacó que el camino del odio no conduce a ningún lado pues odiar nos paraliza. Creo en la diversidad de todo tipo, en el disenso, pero eso es posible si nos respetamos, no si nos toleramos, remarcó.

Durante su diálogo con la radioemisora, el gobernante también se refirió a la situación actual en el país y en especial al rol del Estado, al señalar que la pandemia reveló que había muchas personas que quedaron fuera del sistema.

El Estado se debilitó de un modo impresionante, creyeron que el mercado todo lo resuelve y eso ya no lo cree nadie en el mundo. El Estado se ha acotado mucho, se ha debilitado y hay millones de argentinos que quedaron al margen, expresó en referencia a la anterior gestión.

Al ahondar en el reciente anuncio sobre la prueba en simultáneo de una vacuna para prevenir la Covid-19, que se aplicará aquí, Fernández enfatizó que Argentina, en términos técnicos, está preparada para llevar adelante esta etapa, al señalar que cuenta con una calidad científica, médica y tecnológica.

En otro momento de su diálogo, se refirió a la propuesta final de la deuda pública que el país envió a los acreedores y acotó que están tratando de acercar posiciones y llegar a un acuerdo. Esperamos que entiendan. Hemos trabajado con mucha seriedad y de muy buena fe, dijo.

Por otro lado, abordó el tema de la justicia y señaló que espera se haga un amplio debate sobre cómo se accede hoy a la Corte Suprema.

«Quiero que haya jueces dignos, que juzguen de acuerdo al derecho y no se vean sometidos a las presiones ni del poder político ni de los poderes fácticos», subrayó tras declarar que Argentina necesita que la justicia funcione bien, porque es el último lugar al que recurre un ciudadano cuando se está quedando sin derechos.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas