Seguridad Vial

Calles, avenidas y carreteras descuidadas y destruidas

Por: María Hernández

Los conductores han optado por dejar de transitar por algunas vías cuya característica principal es el mal estado del pavimento y su continuo deterioro ahora agravado por las lluvias y el paso progresivo de vehículos pesados y de todo tipo. Aunque algunas siguen utilizándose, a pesar del mal estado, porque sirven de desahogo para salir hacia vías principales.

Existen carreteras, tanto en el área urbana como en la rural, en donde solo queda la mitad de la vía porque la otra parte se la ha llevado la corriente de agua, que en muchos casos proviene de los desbordamientos de ríos que a su vez provocan inundaciones en períodos lluviosos.

La capa asfáltica que cubre las principales calles y avenidas es muy frágil y superficial lo que hace que estas se deterioren con facilidad.

Es tan desastroso el panorama que se presenta en las calles dominicanas que muchos vehículos han estado a punto de caer volteados de tan grandes que son los hoyos que con el tiempo se han ido formando y no han sido reparados por las autoridades correspondientes

Los motoristas también son afectados por este problema que les va destruyendo poco a poco las motocicletas y siempre tienen que arreglarles algo porque se les aflojan tuercas y provocan accidentes con saldos fatales, en ocasiones.

En Manoguayabo, los hoyos que están en medio de las vías han provocado que los choferes tengan que detener la velocidad, creando grandes filas de vehículos, que tardan horas en desplazarse.

Además, en el Kilómetro 13 de la Autopista Las Américas denuncian que la falta de asfaltado en esa vía está causando problemas de salud a los que residen en la zona.

Muchos sectores tienen sus calles solo de tierra porque las prepararon para asfaltarlas, pero nunca volvieron a concluir el trabajo por lo que han quedado convertidas en verdaderas zanjas por donde solo se puede transitar a pie.

Recuerdo el caso de una joven que, a través de las redes sociales, hacía un llamado a las autoridades para que fueran a arreglar la calle de su sector, porque de lo contrario nunca iba a conseguir novio debido al estado desastroso en que se encuentra la vía.

También algunos productores han denunciado el estado de abandono en que se encuentran sus calles y caminos vecinales por lo que las cosechas se les pierden al no poder transportarlas a tiempo a las ciudades. Hay casos tan extremos que para llegar de un lugar a otro tienen que hacerlo en motores o en caballos y burros.

Tan notorio es la situación de deterioro de calles, avenidas y carreteras, que las céntricas avenidas 27 de febrero, J.F Kennedy y Luperón se asemejan a un camino vecinal de tierra y piedra.

La indignación por el mal estado de las vías obligó al ministerio de Obras Públicas a anunciar el inicio de un asfaltado en el caso de la capital, que se limita a un simple bacheo, cuando en realidad se tienen casos que amerita un nuevo asfaltado, como el caso del inicio de la autopista Duarte , frente a los tanques de la Caasd , que ya originó un reportaje en las redes sociales , que marcó tendencia

El deterioro de las calles, con las lluvias de los últimos días , han transformado las perforaciones en lagunas, que impiden que quienes se desplazan en vehículos no adviertan el peligro que representa cruzarlo.

Ojalá que el anuncio del plan de asfaltado no se quede en el anuncio, que ha sido la característica de la presente gestión, anunciar, prometer y velar solo para que se mantenga la imagen del Gobierno o del Jefe de Gobierno.

Noticias Relacionadas