Opinión

Dominicanos en las grandes proezas de las Grandes Ligas

La República Dominicana, después de los Estados Unidos, es el país del mundo que aporta la mayor cantidad de jugadores en las Grandes Ligas de Béisbol (MLB). En la temporada recién concluida de este 2020 el país tuvo en roster 104 peloteros, lo que lo hace líder en la lista de prospectos nacidos fuera de Norteamérica.

Después de que Osvaldo Virgil debutara como el primer dominicano en jugar en las Grandes Ligas hasta la fecha, alrededor de 761 peloteros criollos han tenido la oportunidad de estar en roster en parte de los 30 equipos de MLB, posesionando a la República Dominicana como la nación -fuera de Norteamérica- que más beisbolistas ha tenido en la liga. Tres de ellos figuran como inmortales del Salón de la Fama de Cooperstown, a saber: Juan Marichal, Pedro Martinez y Vladimir Guerrero.

Las páginas de los libros de récord, de periódicos y revistas de diversos lugares del mundo recogen una gama de proezas de decenas de peloteros de las Grandes Ligas nativos de la República Dominicana.

En efecto, una Buena parte de los actuales y pasados peloteros de Grandes Ligas de la República Dominicana se han convertido en auténticos y verdaderos “Embajadores de la Buena Voluntad” ante gran parte de la humanidad.

Lo mismo han hecho de manera notable y brillante jugadores criollos del Baloncesto de la NBA, el nadador Marcos Díaz, beisbolistas profesionales dominicanos que exhiben sus talentos en Asia y México y otros connotados y reconocidos atletas nacionales de diferentes disciplinas, cuyos nombres brillan allende los mares.

A través de ellos, el buen nombre de la República Dominicana se ha escuchado y se conoce hasta en los lugares más recónditos del mundo.

¿En cuál de los cinco continentes no se han escuchado los nombres de Juan Marichal, Pedro Martinez, Vladimir Guerrero, Albert Pujol, Alex Rodríguez, David Ortiz, Sammy Sosa, Manny Ramírez, Moisés Alou, Robinson Canó, Adrián Beltré, Jhonny Peralta, Carlos Gómez, Starling Marte, Miguel Sano, Carlos Martinez, Carlos Santana, Luis Severino, José Bautista, Starlin Castro, Johnny Cueto, José Ramírez, Marcel Ozuna, José Reyes, Edwin Encarnación, Nelson Cruz, Bartolo Colon, Miguel Tejada y Hanley Ramírez?

Además, los de ¿Manny Machado, Alfonso Soriano, Octavio Dotel, Ubaldo Jiménez, José Valverde, Irvin Santana, Carlos Peña, Rafael Furcal, Fernando Rodney, Francisco Liriano, Edison Volquez, Rafael Soriano, Emilio Bonifacio, Melky Cabrera, Euri Familia, Juan Severino, Gary Sánchez, Aybar Guillermo mota, Michael pineda, Raúl Mondesí, Ramon Laureano, Jonathan Villar, Alcen Alberto, Eloy Jiménez, Franmil Reyes, Danny Santana, Jorge Polanco, Juan Soto, Katel Marte, Rafael Devers, Vladimir Guerrero Jr., Fernando Tatis Jr., Miguel Andújar y muchísimos otros?

Esto sin dejar de mencionar a Osvaldo Virgil, Manuel Mota, Juan Marichal, Cesar Cedeño, Tony Fernández, Rafel Landestoy, Miguel Dilone, Tony Peña, Rico Carty, Pedro Guerrero, los hermanos Alou, Joaquín Gerónimo, entre otros.

Personalmente -mientras pasaba por Costa de Marfil, El Congo y Benín, África, en 1999- me llene de orgullo y emoción al escuchar a italianos, españoles, canadienses, americanos, japoneses, brasileiros, cubanos y africanos, hablar maravillas sobre las proezas en las Grandes Ligas de Sammy Sosa, Pedro Martínez, Juan Marichal y otros.

Lo mismo me ocurrió en Italia, Alemania y Canadá con una gran parte de los excelentes embajadores del país que tenemos a través de las Grandes Ligas.

Sin embargo, como hay un principio filosófico que reza que no hay nada que sea tan bueno que no tenga algo de malo y viceversa, aunque no nos quita el gran peso que tenemos en las Grandes Ligas del Beisbol, también peloteros de República Dominicana lideran el dopaje en la LMB, con un 43.5% de casos, en virtud de que 27 jugadores, de un total de 62 que han sido penalizados del 2005 a la fecha, son de ascendencia dominicana.

Los grandes palos, las atrapadas extraordinarias y los contundentes lanzamientos hacia el plato de muchos de nuestros atletas, han sido determinantes para el crecimiento del beisbol profesional en Norteamérica, en Asia, México y otros lugares.

Muchos ciudadanos de las 27 naciones que integran la Unión Europea, de Asia, África, Norteamérica y América Latina, conocen y han escuchado el nombre de la República Dominicana gracias a nuestros peloteros de Grandes Ligas y a otros sobresalientes atletas nacionales, lo que los hace merecedores de ser llamados: “Verdaderos Embajadores Dominicanos de la Buena Voluntad.”

Recién se acaba de terminar el Torneo de Beisbol de las Grandes Ligas 2020 en los Estados Unidos de Norteamérica y –distribuidos entre los 30 equipos que vieron acción- estuvieron 104 peloteros profesionales dominicanos, dignos representantes de la Patria, “Embajadores de la Buena Voluntad.

Noticias Relacionadas