Opinión

EN LAS PRÓXIMAS ELECCIONES DE LA ADP, EL MAESTRO TENDRÁ BUENA MEMORIA

Si el maestro está llamado a forjar conciencia en la población y más que eso, la misma debe estar dirigida a obtener los mejores resultados para el desarrollo del país. El magisterio no debe ser uno de los sectores más maltratados por los gobiernos del Partido Revolucionario Dominicano PRD, hoy denominado Revolucionario Moderno (PRM,) tal como lo señala la historia y que no debe ser un secreto para los que recuerdan el período del gobierno 2000-2004 del presidente Hipólito Mejía.

¿Qué puede esperar ahora del PRM el magisterio nacional?

Todos recordamos en qué se convirtió el Magisterio Nacional en el año 2000-2004, llegándose a cualquierizar a los docentes y es que para el agravio sólo bastaba ser de la oposición política y si algún maestro desea escalar u ocupar una posición importante dentro del sistema educativo, sólo tenía que portar un carnet del partido blanco.

De la gran hazaña de atraso para el Magisterio Nacional del 2000-2004 estuvo a la cabeza la Dra. Milagros Ortiz Bosch y en esa época fue que el maestro recibió como premio a su labor de educador el mayor despojo de los incentivos jamás visto, pues perdió los siguientes: carga familiar, distancia, antigüedad en el servicio, zona, grado, transporte, entre otros que entre todos significó una reducción salarial real.

A pesar de que en esos cuatro años el país vio desaparecer las pocas conquistas que en materia económica había logrado, agregándose a eso una inflación por encima del 150% en los productos de primera necesidad, incluyendo las medicinas.

Todos recordamos en qué consistió la famosa consolidación salarial, un mecanismo engañoso, pues no fue más que reducir el salario a los maestros que tenían sus incentivos aplicados y transferirlos a los maestros recién nombrados que estaban identificados ideológicamente con el partido gobernante, estableciendo una diferencia del sueldo entre los maestros con más años en servicio y los recién nombrados en el sistema educativo, tal situación nos llevó a tener dos salarios: unos cobraban $4,200 y otros $3,600.

De forma irracional la Ministra de entonces señora Ortiz Bosch eliminó los incentivos los que tenían los maestros con años en servicio como establece la Ley General de Educación número 66-97, y pasarlos a los maestros de la Corriente oficialista.

Hoy al ver las actuaciones de la presidente de la Asociación Dominicana de Profesores ADP, Xiomara Guante, estamos seguros que no hará nada en favor del Magisterio Nacional, pues ahora ella actúa no en la defensa del maestro, sino en la defensa de su linia política representada en el señor Roberto Fulcar Ministro de Educación. Es lamentable que en la actualidad el maestro dominicano esté pagando las consecuencias de acuerdos políticos entre algunos sectores de la ADP, el partido oficial y el MINERD, los cuales no son de conocimiento público.

Reiteramos que nadie espere un centavo de aumento salarial y de ningún tipo de facilidad de la gestión de la actual presidenta de ADP, Profesora Xiomara Guante ya que, su gestión se encuentra concentrada en la realización del trabajo político a favor de su partido, el PRM.

Ante este sombrío panorama que nos lleva a recordar la tragedia del Magisterio en los años 2000-2004, es nuestro deber apelar a la gran memoria del maestro que sabemos es buena, consciente y sobre todo justa y podremos concluir que, sólo en las gestiones de los profesores Radhamés Camacho y Eduardo Hidalgo como presidentes de la ADP, los maestros han podido mejorar no sólo su calidad de vida, sino también profesionalmente, ellos ambos fueron los protagonistas de dos gestiones donde los docentes fueron la prioridad en todos los sentidos.

Podemos afirmar sin temor a equivocarnos que uno de los Presientes de ADP que más ha trabajado el fortalecimiento de la Carrera Docente y por mejores condiciones de vida para el Magisterio Nacional ha sido el Profesor Eduardo Hidalgo. Para él nunca importó su condición de diputado y mucho menos que el gobierno estuviera dirigido por su propio partido (PLD)a la hora de defender a los maestros. Recordemos esa frase célebre pronucida en una de sus luchas “Antes de ser político, primero soy maestro”. Eduardo Hidalgo.

¡Logros de una gestión histórica!

Las reivindicaciones fueron muchas entre ellas podemos citar: ¡seis aumentos consecutivos y la aplicación de la Evaluación del Desempeño! Siendo estos los mayores aumentos salariales en la historia del Magisterio Nacional.

En ese sentido creemos firmemente que el próximo presidente de la ADP lo será el Profesor Eduardo Hidalgo Abreu por su lealtad, compromiso y coherencia con la clase magisterial.

Noticias Relacionadas