Medio Ambiente

Lucha natural en el cambio climático

Especialistas aseguran que conservar la biodiversidad forestal resulta un factor determinante en la lucha contra el cambio climático; sin embargo, un nuevo estudio se refiere también a la importancia de otros aspectos como la abundancia de especies de árboles adaptados a condiciones adversas.

La investigación, publicada en Nature Communications por expertos de la Universidad de Ginebra, analiza la capacidad de almacenar carbono en los bosques lluviosos de la Amazonia, en los tropicales húmedos de Centroamérica o de África, e incluso en algunas zonas templadas como la cordillera Cantábrica en España.

De acuerdo con la pesquisa, en esas regiones la deforestación y los incendios inducidos por el hombre han devastado una mayor cantidad de superficie virgen y han provocado más extinciones de algunas familias arbóreas.

Esa situación, a su vez, pone en peligro la biodiversidad forestal para mitigar las emisiones de dióxido de carbono.

Los árboles son muy importantes para eliminar ese gas de la atmósfera y desempeñan un papel decisivo en el control del calentamiento global.

Sin embargo, en estos bosques las temperaturas medias anuales son cada vez más altas, las sequías más duraderas y los fenómenos meteorológicos más frecuentes y extremos.

Los científicos concluyeron que “el aumento del estrés climático podría reducir o incluso anular la contribución que tiene la diversidad para combatir el cambio climático”.

Por otro lado, en las regiones más frías o secas, la abundancia y productividad de las especies podría ser lo que asegure el almacenamiento de carbono.

En estos ambientes las medidas de mitigación deben promover la abundancia de variedades adaptadas localmente, aunque los especialistas reconocen también la necesidad de conservar y promover la biodiversidad en determinadas zonas del planeta.

Noticias Relacionadas