Salud

Covid-19: Reto humano

Por Rosmerys Bernal

Cuando al fin surge una esperanza para la humanidad por el comienzo de las campañas de inmunización contra la pandemia de la Covid-19 en varios países, las noticias sobre nuevas cepas del virus causante de esa enfermedad nublan el panorama.

El 14 de diciembre, autoridades de Reino Unido informaron a la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre una mutación del coronavirus identificado en ese país, el cual -advirtieron- puede propagarse mucho más rápido.

Según aclaró el jefe médico para Inglaterra, Chris Whitty, por el momento no existen evidencias de que la cepa cause un aumento en el número de muertes, o que afecte los tratamientos o candidatos vacunales contra la enfermedad.

Pero hay más. El pasado 23 de diciembre el ministro de Salud británico, Matt Hancock, informó el descubrimiento de una segunda nueva variante aún más contagiosa que la reconocida con anterioridad en el sur de Inglaterra.

Explicó el funcionario que esta cepa se detectó en dos pacientes, quienes estuvieron en contacto con personas que viajaron a Sudáfrica, por lo cual se cree que la mutación se originó en esa nación del África austral.

La vicedirectora de Salud Pública para Inglaterra, Jenny Harries, precisó que la misma es altamente contagiosa y al igual que la anterior se está propagando con mayor rapidez en Londres y en el sureste de la nación.

Sudáfrica, por su parte, descartó que la nueva variante del coronavirus detectada en el territorio sea más transmisible o tenga una superior tasa de mortalidad en comparación con la encontrada inicialmente en Reino Unido.

El titular de Salud del país africano, Zweli Mkhize, enfatizó en un comunicado que, de acuerdo con evidencia científica, la variante del Reino Unido se desarrolló con antelación a la sudafricana.

Asimismo, negó que sea de mayor transmisibilidad o pueda causar una morbilidad y mortalidad más graves.

Mientras, Japón informó que cinco personas fueron detectadas en ese país con la primera cepa identificada en Reino Unido.

Norihisa Tamura, ministro nipón de Salud, comentó que los casos develados procedían del país europeo y resultaron confirmados tras las pesquisas de rutina realizadas entre el 18 y el 23 de diciembre en aeropuertos nacionales.

España, Francia, Dinamarca, Islandia, Alemania e Italia, entre otros Estados de Europa, reportaron la presencia de esta nueva cepa en sus regiones; así como Australia, Canadá, Israel y Líbano.

Por otro lado, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de África anunciaron la posibilidad del surgimiento de una nueva cepa del coronavirus en Nigeria, pero agregaron que aún se necesita más investigación.

De acuerdo con la OMS, todos los virus cambian con el tiempo y esto ocurre con el SARS-CoV-2, causante de la Covid-19, por lo cual se necesitan nuevos estudios de laboratorio para comprender mejor la mutación y determinar su impacto en la eficacia de los diagnósticos, tratamientos y vacunas existentes.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas