Editorial

La disciplina es un principio fundamental en el PLD

Desde su fundación, el Partido de la Liberación Dominicana ha sustentado su funcionamiento orgánico en principios, que de forma genérica se enumeran en sus Estatutos.

En las modificaciones estatutarias generadas en las deliberaciones del IX Congreso Ordinario José Joaquín Bidó Medina ese principio no ha sido la excepción, encontrando allí el detalle relativo al respeto a los métodos de trabajo y base teórica partidaria, el centralismo democrático, la unificación de criterios, a consulta a las bases y observar la disciplina partidaria, entre otros aspectos.

En la disciplina partidaria se garantiza que la minoría se subordina a la mayoría.

“El Partido reconoce y garantiza los derechos de todos sus miembros y de los organismos intermedios y de base a expresar sus posiciones a lo interno de la organización. Las decisiones democráticamente adoptadas por los organismos superiores son de obligatorio cumplimiento conforme al orden jerárquico”. Este principio ha sido ratificado en el Congreso en curso.

El concepto descrito se complementa habilitando el derecho a impugnar de acuerdo a la Constitución, las leyes adjetivas, los Estatutos, los reglamentos y las disposiciones disciplinarias.

En la disciplina está la base del principio esencial en que se sustenta el Partido de la Liberación Dominicana: La unidad, condición fundamental de su existencia.

Históricamente los procesos internos en el PLD han traído consigo transformaciones, mejoras, alternativas, relevos, pero también inconformidades y disgustos. Para unos y otros las decisiones adoptadas siempre se han acompañado de los mecanismos para encauzarse, como ha sucedido en el Noveno Congreso, coordinado y dirigido por una comisión organizadora que ha asumido el compromiso de la transparencia, la participación, la inclusión para dar paso a la anhelada transformación y fortalecimiento de la identidad partidaria.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas