Portada Principal

Duarte, un hombre de fe

El Partido de la Liberación Dominicana (PLD), recuerda, en ocasión de la celebración del 208 aniversario del natalicio de Juan Pablo Duarte, que esa organización fue fundada por el profesor Juan Bosch, para completar la obra concebida del patricio de una República independiente a la que se le respete su soberanía.

En ese sentido y como lo ha hecho en fechas anteriores, resalta la dimensión histórica del Padre de la Patria, quien concibió y planificó las acciones para consolidar nuestra independencia y fundar la República Dominicana.

El Profesor Juan Bosch presentó al Patricio como un hombre de fe, al ser perseverante en su lucha y esfuerzos por convertir un territorio con una base humana tan escuálida podía llevarse a cabo una lucha en un nuevo Estado en la América Latina. tal y como lo escribió en un artículo bajo su firma en enero del año 1983, que nuevamente reproducimos

Vanguardia del Pueblo

Jueves 27 de enero de 1983

Por: Juan Bosch

Para medir el papel de Duarte en la historia de nuestro pueblo tenemos que hacer con la imaginación un viaje hacia atrás por el tiempo que nos lleve a la capital dominicana de 1838, año de la fundación de la Trinitaria. Por esos días en Santo Domingo no debían vivir más de 3 mil personas, entre las cuales las mayores de 18 años no podían pasar de 1 mil 800, y en proporción a la de su capital era la población del país. Solo quien tuviera una fe de esas que mueven montañas podía pensar que con una base humana tan escuálida podía llevarse a cabo una lucha que culminara en la fundación de un nuevo Estado en la América Latina.

Duarte tuvo esta fe, y también la capacidad política indispensable para reclutar y organizar seres humanos y para percibir, de manera instintiva, cuales, entre los que reclutaba, podían ejecutar los actos que conducirían a la creación del Estado que él había concebido.

Fue Juan Pablo Duarte quien ideó como debía quedar organizada y como debía funcionar La Trinitaria, y fue él quien atinó a darse cuenta de que entre los escasos pobladores de Santo Domingo de Guzmán había hombres como Francisco del Rosario Sánchez y Matías Ramón Mella, que además de sentimientos patrióticos tenían las condiciones necesarias para convertir en hechos un sueño que parecía irrealizable.

Santo Domingo, 23 de enero de 1983.-

últimas Noticias
Noticias Relacionadas