Hablan los hechos

Trabajo infantil se eleva por el impacto de pandemia

Por: Lourdes Pérez Navarro

A pesar de reducirse un 38 por ciento el trabajo infantil en el último decenio, los afectados superan los 152 millones, cota que apunta a elevarse tras el impacto de la pandemia de la Covid-19 en el mundo.

Datos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) revelan que los avances en este tema son dispares en las regiones del planeta; el mayor número de casos se registra en África (72 millones), seguida de Asia y el Pacífico (62 millones).

El 70 por ciento de los niños que laboran lo hacen en el sector agrícola, principalmente en actividades de subsistencia, comerciales o de cría de ganado y cerca de la mitad realizan tareas consideradas peligrosas o en situaciones de riesgo para su salud.

La OIT significó que la crisis provocada por la Covid-19 trajo consigo mayor pobreza para esas personas que ya se encontraban en condiciones de vulnerabilidad, y podría revertir años de avances en la lucha contra la explotación infantil.

La situación se agravó con el cierre de escuelas, expresó la entidad, por lo que millones de menores se han visto obligados a contribuir en los ingresos familiares y son vulnerables frente a este panorama.

“El trabajo infantil no tiene cabida en la sociedad, priva a los niños de su futuro y mantiene a las familias en situación de po-breza”, señaló Guy Ryder, director general de la OIT.

Con el fin de promover medidas legislativas prácticas para erradicar esta problemática en el planeta, este 21 de enero, en un evento virtual, la OIT —con la colaboración de la asociación mundial Alianza 8.7— inauguró el Año Internacional para la Erradicación del Trabajo Infantil, aprobado en 2019 por una resolución de la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Uno de sus principales objetivos es instar a los Gobiernos a que adopten las disposiciones necesarias para alcanzar la Meta 8.7 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

En ella se pide a los Estados miembros que tomen medidas eficaces a corto plazo para la prohibición y eliminación de las peores formas de explotación de menores, en particular, el reclutamiento de niños soldados.

El citado Año Internacional sentará las bases para la V Conferencia Mundial sobre el trabajo infantil, que tendrá lugar en Sudáfrica en 2022, en la cual las partes interesadas compartirán experiencias y asumirán nuevos compromisos con vista a poner fin a este flagelo para 2025, así como erradicar la trata de personas y la esclavitud moderna para 2030

Noticias Relacionadas