Editorial

En democracia nos preparamos para reconquistar la confianza del pueblo

Con actividades políticas nacionales en dos domingos consecutivos se recalca que en el Partido de la Liberación Dominicana no existen facciones ni divisiones. Es una etapa felizmente superada, que afectó al Partido y, ¿por qué no decirlo?, al camino de progreso, bienestar, tranquilidad y paz que llevaba el país.

Es el PLD una institución sólida, unificada, que avanza en un Congreso que ha traído consigo nuevos Estatutos y resoluciones que ponen la organización a la altura de los tiempos.

En esa tesitura el PLD abre las puertas a los relevos generacionales al tiempo de fortalecer la identidad partidaria que le sumó simpatías y adeptos entre los electores dominicanos.

La juventud está participando activamente porque tiene más oportunidad para implementar sus ideas conjugándose con la experiencia de militantes fraguados en la lucha política y en el ejercicio de Gobierno que permitió grandes transformaciones y realizaciones en el Estado dominicano.

El Día de San Valentín, por amor al PLD y al país, los dirigentes asistieron a los recintos y mesas habilitados por todo el territorio nacional para escoger los nuevos integrantes del Comité Central, que se suman a los ya ratificados por decisiones del Congreso Ordinario.

En el último domingo, sin rehuir al debate, se presentó una propuesta de reforma estatutaria para una nueva composición del Comité Político, que motivó voces a favor y contrapuestas, y como partido en donde se practica real y efectivamente la democracia, la minoría acogerá lo que decida la mayoría.

Concluida esta fase, el PLD se prepara para elegir a los miembros del Comité Político, al secretario (a) general y al presidente (a), lo que completará el objetivo transformador del Congreso y, entonces, a salir a las calles a reconquistar los corazones y la confianza del pueblo, con ímpetu, entusiasmo y energía y así cumplir con los designios de nuestro fundador y líder histórico, el Profesor Juan Bosch.

Noticias Relacionadas