Hablan los hechos

Feminicidio a todo galope en México

El feminicidio en México sigue a todo galope y por mucho que el Gobierno y la sociedad tratan de detenerlo, poco se ha logrado.

Así lo demuestran los 940 casos documentados en 2020; casi igual cifra que en el período precedente (942), según datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

El flagelo es solo una parte de un problema mayor, el homicidio doloso, es decir, mujeres víctimas de muerte violenta por otras causas aparentemente no relacionadas con ese concepto, aun cuando la frontera entre uno y otro no está bien definida

.Cada año los números ascienden y solo en este país perdieron la vida por semejante causa 14 , 882 féminas en el quinquenio de 2015 a 2020.

En la región, México lidera las estadísticas y es uno de los cuatro países —junto con Chile, Brasil y Ecuador— en los que hay tendencia a su crecimiento, pues en otros como Uruguay, Argentina, Paraguay y Costa Rica se reporta una disminución, según Alejandra Valdés, investigadora de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe.

Los peritos ven una relación entre esas cifras y la pandemia de Covid-19, ya que con el confinamiento aumentaron las denuncias de muertes y violaciones en el hogar, incluso de niñas.

México es un capítulo aparte, donde el feminicidio existe desde tiempos inmemoriales, de hecho, antes de que se califican así a los asesinatos por causas pasionales, sexuales, violaciones, secuestros y otros motivos que judicialmente lo tipifica.

Por ejemplo, en los últimos 30 años, se registraron en el país más de 56 000 defunciones de mujeres con presunción de homicidio en esa categoría.

Las mexicanas realizan marchas simultáneas en todo el territorio nacional con el argumento de que poco o nada se ha realizado en su favor.

El presidente Andrés Manuel López Obrador, al teorizar sobre el tema, señala que las causas del feminicidio son originadas por la pérdida de valores derivada de las políticas neoliberales de gobiernos anteriores.

Puede ser un planteamiento válido, pero la realidad concreta es que aún estos asesinatos no se han logrado frenar.

Noticias Relacionadas