Seguridad Vial

Cada vez observamos con más frecuencia que muchas calles de sectores de la capital y de provincias del interior han sido tomadas como escenario de diversión público, infraestructuras viales cuya función única es el desplazamiento de personas y vehículos, no los tumultos que se forman en numerosas vías, a pesar de la constante intervención de las autoridades para evitar estos encuentros.

La preocupación se incrementa, en estos momentos, ante el aumento de los casos de contagios y fallecidos por el coronavirus y en donde la consigna principal es que mantengamos el distanciamiento físico como una forma de evitar la transmisión de los contagios de persona a persona, por la pandemia.

Al parecer los jóvenes piensan que ya todo ha pasado y quieren continuar su vida habitual como si todo estuviera de nuevo en la normalidad, sin detenerse a pensar que por esa imprudencia en que se ven envueltos pudieran perder a sus abuelos, padres o personas de mucha edad con las que viven en sus hogares y a los que podrían llevar el virus mortal sin proponérselo.

Se recuerda que en la avenida Venezuela, en el municipio Santo Domingo Este, hasta hace unos meses, era un caos transitar y vivir en el entorno de esa importante vía por el caos que se producía en donde los participantes salían de los lugares de diversión en donde se encontraban y llenaban por completo la calle y cerrando el paso hasta a los que residían por esa zona. En la actualidad la mayoría de los negocios de expendio de bebidas alcohólicas del lugar se mantienen cerrados por problemas con la justicia, lo que ha llevado un respiro a los lugareños que ya han retirado de sus casas los letreros que decían “Se Vende”.

En la actualidad son muchas las vías alrededor de colmadones, parques, monumentos y otras instalaciones que han tenido incluso que ser cerradas por el desborde de personas que concurren a esos sitios sin mantener ningún tipo de distanciamiento ni usar las mascarillas reglamentarias para evitar el contagio del COVID-19.

Dentro de los sectores que registran, con frecuencia, más personas aglomeradas en las vías se encuentran Los Mameyes, la Isabelita, avenida España, en el municipio Santo Domingo Este, Herrera, en el municipio Santo Domingo Oeste, avenida Hermanas Mirabal, en el municipio Santo Domingo Norte, la Zona Colonial, en el Distrito Nacional, avenida Duarte de Haina, en la provincia de San Cristóbal, entre otros.

Instituciones como el Ministerio de Salud Pública, conjuntamente con el Gobierno de Estados Unidos con organismos como la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), así como el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) mantienen campañas constantes para la prevención del coronavirus debido a la gran cantidad de personas que se han contagiado con la enfermedad en la República Dominicana, en los últimos días.

Todos tenemos derecho a utilizar las vías. Cuando las personas se suben a las aceras y colocan sillas o llegan incluso a cerrar calles, con las aglomeraciones, están violando el derecho de los demás a transitar libremente por las mismas y contribuyendo a acelerar aún más los contagios y fallecimientos por el COVID-19 al tiempo que se violentan las restricciones en el tránsito que a través del Toque de queda han impuesto las autoridades como forma de controlar la pandemia que este domingo 7 de febrero 2021 alcanzó la cifra de 222,148 contagios y 2,801 decesos.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas