Hablan los hechos

Por: Luis Beatón

A dos meses de alcanzar la presidencia de Estados Unidos, Joe Biden enfrenta una crisis por el aumento del flujo migratorio, y aunque la Casa Blanca rechaza catalogarla como tal, expertos consideran que se trata de un problema de décadas que requiere valentía y una inversión de capital político.

Una abrumadora mayoría de estadounidenses cree que la situación en la frontera debe abordarse de inmediato, según reveló una encuesta de Hill-HarrisX.

Así piensa el 76 por ciento de los votantes registrados entrevistados entre el 19 y el 22 de marzo.

Uno de los asuntos que recibe más atención es el número de niños inmigrantes retenidos por la Patrulla Fronteriza que, de acuerdo con cálculos de la publicación Axios, se cuadruplicó en la última semana.

La situación llegó a un punto crítico cuando el Departamento de Defensa anunció que había recibido una solicitud interna del Gobierno para albergar a los menores no acompañados en dos instalaciones militares ubicadas en el estado de Texas, algo que antes valoró el exmandatario Donald Trump y por lo que fue muy criticado por medios de prensa del país.

No obstante, la administración de Biden actúa en varios frentes para revertir las restricciones migratorias de la era Trump, con medidas que incluyen planes para aumentar la admisión de refugiados y preservar el alivio de la deportación para los que llegaron siendo niños y aún permanecen ilegales, entre otras acciones.

En este escenario, la propuesta de reforma impulsada parece que languidecerá en el Congreso.

La iniciativa permitiría la entrada de más inmigrantes, al tiempo que daría a millones que ya están en territorio nacional una vía para conseguir un estatus legal.

La amplia legislación prevé crear un camino de ocho años hacia la ciudadanía para aproximadamente 10,5 millones de extranjeros sin papeles, así como la revisión del actual sistema de inmigración basado en la familia, las normas de los visados por empleo y el número de permisos de diversidad.

“Hablemos claro. Se le llame o no crisis, la situación en la frontera, con miles de menores arribando solos todos los días, ha ocurrido y seguirá ocurriendo, esté o no Joe Biden en la Casa Blanca, o esté otro republicano más recalcitrante que Donald Trump”, aseguró un análisis en una publicación del diario californiano La Opinión.

Lamentablemente, ya soplan los vientos del argumento bipartidista en el Senado. ¿Quién, en su sano juicio, puede creer que habrá apoyo republicano a un plan de reforma migratoria cuando ese partido ni siquiera respaldó el proyecto de rescate por la Covid-19?, planteó el rotativo.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas