Hablan los hechos

Atasco en Canal de Suez reactiva alternativas

Por: Armando Reyes Calderín

El tráfico volvió a restablecerse en el canal de Suez, en Egipto, después de permanecer bloqueado durante casi una semana por un megabuque, el Ever Given, de 400 metros de largo y 224 000 toneladas de desplazamiento.

Imágenes transmitidas por la televisión mostraron al portacontenedores rodeado de remolcadores cuando se movía a una velocidad de 1,5 nudos.

El almirante Osama Rabie, presidente de la Autoridad del Canal de Suez (SCA), confirmó la reanudación del trasiego luego del dragado llevado a cabo por rescatistas de la propia entidad y de la firma holandesa Smit Salvage.

Según el director ejecutivo de la empresa neerlandesa, Peter Berdowski, se removieron 30 000 metros cúbicos de arena y se utilizaron 13 remolcadores para desencallar el gigantesco barco.

Casi 400 embarcaciones estuvieron esperando para transitar por el trayecto más corto de Asia y África oriental hasta Europa.

Alrededor del 15 por ciento del tráfico marítimo mundial pasa por los 163 kilómetros de longitud del canal de Suez, construido de 1859 a 1869 y que en la actualidad comienza a ser obsoleto para la nueva generación de cargueros.

La tradicional vía permite el paso de naves de hasta 20 metros de calado o 240 000 toneladas de peso muerto y una altura máxima de 68 metros por encima del nivel del agua.

El atasco del Ever Given reactivó el interés por el Corredor Internacional de Transporte Norte-Sur como una alternativa rentable y de bajo riesgo.

La ruta comercial podría reducir el tiempo de traslado entre Asia Central y Europa de 40 a 20 días y disminuir los costos en 30 por ciento.

Irán, India y Rusia firmaron un acuerdo para su creación, al que luego se sumaron otros 10 países de Asia Central.

Con una longitud de 7 200 kilómetros, el trayecto comienza en Mumbai, India; llega por barco al puerto iraní de Bandar Abbas, conecta por carretera con la terminal portuaria Bandar-e-Anzali, en el mar Caspio, y desde allí por vía marítima a Astracán, Rusia, y por último con Moscú, San Petersburgo y otras ciudades rusas por ferrocarril.

El cierre del canal de Suez puso en evidencia su vulnerabilidad y al mismo tiempo la factibilidad del corredor Norte-Sur, como se le llama de manera abreviada

últimas Noticias
Noticias Relacionadas