Opinión

Brotes de Difteria en RD

Una enfermedad que se creía ya controlada, como es la difteria, ha vuelto a causar contagios y muertes en la República Dominicana sin que se tengan claras las causas del abrupto rebrote de tan complicada dolencia.

Aunque los niños son los más vulnerables a contraer la difteria también se han presentado casos en adultos, pero más leves que en los infantes.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la difteria como una infección causada por la bacteria Corynebacterium Diphtheriae. Los signos y síntomas se suelen manifestar 2 y 5 días después que ocurre la exposición y pueden ir desde leves hasta graves. Estos síntomas se dan de forma gradual, y comienzan por dolor de garganta y fiebre.

La organización de salud internacional indica que cuando el caso es de gravedad, la bacteria genera un producto tóxico denominado toxina que produce una espesa placa de color gris o blanca, en el fondo de la garganta. Esta placa puede llegar a bloquear las vías respiratorias dificultando la respiración o la deglución y puede provocar una tos seca.

Mientras, según un escrito del Dr. Rafael Miranda, quien a su vez cita un artículo del investigador y además oftalmólogo Herbert Stern acerca de la historia de la difteria en nuestro país, desde el siglo XIX esta temible enfermedad ha estado aquí con carácter endémico, es decir que se encuentra regularmente en el país, aunque de manera ocasional produce brotes epidémicos. En los períodos en los cuales la epidemia ha florecido ha sido la población infantil la que ha resultado más afectada, como está sucediendo en la actualidad.

En 1891, en Puerto Plata, se reportaron en noviembre y diciembre casos de difteria. Ese brote se convirtió en una epidemia que afectó en 1892 a Santiago y a finales de ese año se trasladó a la capital. Eso motivó diferentes publicaciones, en 1891, de la entonces Asociación Médica de Santo Domingo, (hoy Colegio Médico Dominicano). La Sociedad fue muy activa y recomendó el aislamiento de los enfermos y la desinfección como principales medidas de manejo de la situación.

Hay regiones específicas donde la enfermedad ha causado mayor letalidad, por lo que las autoridades han decidido intervenir esos sectores de áreas urbanas y rurales donde han surgido numerosos casos.

El Ministerio de Salud Pública ha informado que dentro de los fallecidos por difteria en los últimos días, en el país, tres son del sexo femenino y siete masculinos con edades desde los 2 a los 14 años.

Los lugares donde se notificaron son: Yamasá de Monte Plata, cuatro (4); Barrio Boruga en San Cristóbal dos (2); Peravia, Baní uno (1); Neyba, Bahoruco uno (1); Área VII Los Alcarrizos uno (1) y en Santo Domingo Norte uno (1).

De acuerdo a la institución de salud los primeros casos de las notificaciones de la enfermedad han arrojado que todos los afectados tenían incompleto su esquema de vacunación.

La higiene tiene un papel preponderante para evitar esta enfermedad que se haya alimentada por los grandes cúmulos de basura que amenazan con arropar al país y que según denuncias de comunitarios de diferentes regiones estos desperdicios son los propiciadores de moscas y mosquitos que luego invaden los hogares llevando esos insectos a sus casas.

Datos de la Sociedad Venezolana de Medicina Interna indican que el bacilo que produce la difteria sobrevive por semanas, e inclusive meses, sobre las superficies medioambientales y en la basura.

Los vertederos improvisados crecen, en nuestros sectores sin que diferentes alcaldías puedan dar una explicación de por qué los camiones recolectores de basura no recogen los desechos sólidos que tienen meses acumulados en nuestros barrios y hasta debajo de los elevados localizados después que se cruzan los dos principales puentes de la capital como son el Juan Pablo Duarte y el Juan Bosch.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas