Uncategorized

Día de los periodistas

Este cinco de abril se celebra en la República Dominicana el Día Nacional del Periodista, fecha que encuentra a muchos comunicadores en situaciones de crisis económica y social y sin la posibilidad inmediata de resolver sus problemas más apremiantes, a nivel local e internacional, donde muchos son perseguidos y otros han perdido sus vidas, de forma trágica, mientras realizaban su trabajo periodístico.

En nuestro país, recordamos al mártir de la prensa dominicana, Orlando Martínez quien falleció por defender con gallardía su país a través de su profesión, lo que no fue perdonado por sus verdugos, caso que aún hoy día ha quedado sin resolver a pesar de las acusaciones directas que se hacen a sus victimarios.

El trabajo del periodista consiste en poder descubrir e investigar los temas que sean de interés público y contrastarlos, demás sintetizarlos, jerarquizarlos de acuerdo al interés colectivo y publicarlos. Para ello busca fuentes periodísticas que sean confiables y verificables. Es así como elabora todos sus artículos los que pueden tomar variadas formas en su difusión que pueden ser la escrita, oral o la visual.

Para hacer historia sobre esta importante fecha nos remontamos al 5 de abril de 1821, en el gobierno de la España Boba, en el país, momento en que se publicó por primera vez el periódico el Telégrafo Constitucional, que fue el primero en salir a la luz pública en el territorio nacional. Fue esa fecha la sirvió de referencia para declarar cada año el 5 de abril como Día Nacional del Periodista.

Después de hacer un poco de historia, felicitar a todos los compañeros periodistas que hoy están celebrando tan importante efeméride y también a los que, por alguna u otra razón, no están pasando por un buen momento en su profesión donde de acuerdo a un estudio el 72 % de los periodistas gana menos de 30,000 pesos mensuales en el país, uno de los más bajos. En este 2021 hay países en donde los salarios mínimos y máximos de los periodistas van de 1,611.86 a 6,856.40 dólares por mes.

En la actualidad, cientos de periodistas dominicanos pasan por una profunda crisis cuya situación no sale en los medios de comunicación ni se conoce en las instituciones a las que les han entregado toda su vida y que al final les mandan a su casa a prácticamente morir, después de haberles robado su salud y su juventud durante décadas.

Cómo es posible que periodistas que han trabajado casi medio siglo en una entidad al final no se les reconozca su trabajo y les envíen a las calles a coger lucha sabiendo de antemano la burocracia que mantienen las instituciones estatales para complicarle la vida a los cancelados.

Eso debería funcionar de manera tal que a usted lo cancelaron y la institución que lo desvincula debería enviar una comunicación a todas las entidades que intervienen en el proceso y luego solo tienen que llamar al cancelado para que pase a buscar sus prestaciones laborales. Lo mismo debe hacerse en los casos de pensión, jubilación o cualquiera de las áreas en las que hayan caído los comunicadores o cualquier otro trabajador cancelado.

Es hacerles la vida más llevadera a los periodistas que lo único que saben es poner su intelecto al servicio del país con informaciones que transforman comportamientos y llevan a las empresas públicas y privadas a trabajar con transparencia e integridad pues saben que la prensa les da seguimiento muy de cerca a sus actuaciones.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas