Opinión

Dia Internacional del Beso

“Un beso tuyo no se queda en mis labios. Se queda clavado en mi corazón.”
Por un beso… yo no sé qué te diera por un beso” frase del Poeta Gustavo Adolfo Bécquer ha sido una de las más recordadas en estos tiempos de pandemia, en los que expresar cariño a través de este sublime gesto se ha visto limitado.

Tanto así, que hemos cambiado nuestra perspectiva en cuanto a quién debemos besar, hay un antes y un después, nos ha marcado esta pandemia llamada Convid 19.

El coronavirus no es el peor enemigo del amor, por que aun asi se las ingenia uno con besos del alma, besos de palomitas,besos virtual.. en fin, como dice mi amiga, hay que defenderse.
Los seres humanos se besan por todo tipo de razones. Nos besamos por amor, por suerte, para saludar y despedirnos.

Y cuando nos detenemos a pensar en el acto de besar, es un poco extraño, ¿no? ¿Presionar tus labios contra los de otra persona y, en algunos casos, intercambiar saliva? Resulta que hay algo de ciencia detrás de este comportamiento extraño pero agradable
*Historia del beso*
Hay muchas teorías relacionadas con el origen del beso. Se cree que todo comenzó como resultado de la lactancia o quizás mucho más atrás, cuando los homínidos caminaban por el mundo y tenían que alimentar sus crías a través de la boca.

Pero los vestigios más antiguos del beso y de los cuales hay prueba hasta hoy, provienen del oriente, específicamente de la región de La India, donde se encuentran talladas en piedra, dentro de algunos templos, algunas figuras de seres realizando esta práctica.

Así mismo, en el famoso libro del Kamasutra, escrito hacia el III después de Cristo, se puede encontrar referencias alusivas al beso, yo diría que el beso surge con Eva.

El beso no sólo puede verse como un simple acto erótico, sino que va más allá de eso. Esta antigua práctica representa un excelente ejercicio que ayuda a quemar calorías, puede ayudar a fortalecer el sistema inmunológico, además de crear vínculos afectivos entre las personas.

Es tan alto su poder que, de acuerdo a ciertos estudios realizados por especialistas en la materia, el beso puede compararse a una droga natural, ya que provoca en los individuos un incremento de la oxitocina, la hormona responsable de generar cambios físicos y neurológicos como el placer, el enamoramiento y todo lo vinculado a la afectividad.

Para las parejas, que acostumbran besarse, esto puede representar el tener una vida más longeva y feliz, ya que encierra un poder terapéutico y psicológico…. Amor.

En otras palabras, el beso puede representar un acto definitorio de éxito o fracaso entre los amantes. Sin él, no están presentes el deseo, la pasión y el amor por el otro.

A nivel cultural, el beso proveniente de La India, se expandió rápidamente por Europa durante la época de Alejandro Magno.

De acuerdo al mundialmente conocido relato de La Odisea, el beso era relatado en sus pasajes, pero la historia no queda allí, ya que en La Biblia se hace alusión al beso como un hecho simbólico, cuando Judas besa a Jesús y con él, sella su destino.

En la antigua Persia, era común que los hombres se besaran, mientras que para los Celtas, este acto era, hasta cierto punto medicinal. En la época medieval, era impuro besar a una doncella.

Es partir de la Revolución Industrial, que la costumbre es vista como un acto normal entre personas que se relacionan afectivamente, pero que sólo podía llevarse a cabo en la absoluta intimidad, ya que de lo contrario, era censurado por la sociedad.

A partir del romanticismo hubo un cambio de paradigma respecto al beso. Las personas gozaban de mayor libertad para expresar sus sentimientos, generando una verdadera revolución sexual que hasta la fecha, se ha convertido en algo normal, gracias a la modernización.

Hoy es una práctica bastante habitual que se usa mundialmente para demostrar lazos afectivos como la pasión, la amistad, el afecto y el amor entre los seres humanos. En diferente continente se utiliza pero de manera distinta, aunque al fondo es lo mismo.

El beso no sólo puede verse como un simple acto erótico, sino que va más allá de eso. Esta antigua práctica representa un excelente ejercicio que ayuda a quemar calorías, puede ayudar a fortalecer el sistema inmunológico, además de crear vínculos afectivos entre las personas.

Es tan alto su poder que, de acuerdo a ciertos estudios realizados por especialistas en la materia, el beso puede compararse a una droga natural, ya que provoca en los individuos un incremento de la oxitocina, la hormona responsable de generar cambios físicos y neurológicos como el placer, el enamoramiento y todo lo vinculado a la afectividad.

Para las parejas, que acostumbran besarse, esto puede representar el tener una vida más longeva y feliz, ya que encierra un poder terapéutico y psicológico. En otras palabras, el beso puede representar un acto definitorio de éxito o fracaso entre los amantes. Sin él, no están presentes el deseo, la pasión y el amor por el otro.

Hoy Día Internacional del Beso, se celebra como un homenaje al beso de más larga duración que se ha registrado en la historia, que tuvo lugar en Tailandia para conmemorar el Día de San Valentín.

La pandemia nos ha quitado de una de las manifestaciones más universales y presentes en todas las civilizaciones:el poder besarnos en público como símbolo de afecto y alegría de dos o más personas que se encuentran.
Aun así, no por eso el beso deja de ser menos deseado, además, esta fecha es un recordatorio de la importancia que tiene el beso para las relaciones humanas.

¡Feliz Día del Beso!
“Los besos de amor no sólo se dan en los labios. También se dan en el alma.’

últimas Noticias
Noticias Relacionadas