Tecnología

Huawei se reinventa

Beijing, 25 abr (Prensa Latina) Tres años de trabas y una ofensiva sin precedentes comandada por Estados Unidos, empujó a la tecnológica china Huawei hacia estrategias para reinventarse y que también le permitan –como el ave Fénix- renacer entre cenizas.

Maniobras proteccionistas de Washington provocaron gran dolor de cabeza a millones de consumidores de la marca en todo el mundo, porque implican en el futuro la desaparición del Android, aplicaciones y servicios de Google en los dispositivos.

A ello se sumaron restricciones para acceder a componentes y tecnología creada en suelo norteamericano y también las de terceros países, incluido los microprocesadores Kirin, claves en la fabricación de los teléfonos inteligentes.

Huawei ocupaba el segundo puesto entre los proveedores de smartphones del planeta, pero las limitaciones junto al añadido de la pandemia de Covid-19 el año pasado, se tradujeron en una caída interanual en sus ventas.

Lejos de detenerse, la empresa busca mantenerse a flote, conservar el liderazgo en el sector y hasta optimizar su propio sistema operativo, denominado Harmony OS y con perspectivas de mejorar gradualmente hasta hacerse un competidor fuerte de Android.

Al respecto, Yang Cao, una de sus directoras ejecutivas, comentó a Prensa Latina que en las prioridades está dotar los negocios de mayor resiliencia, maximizar el valor de la ultrarrápida 5G y acelerar la evolución de la 5.5G para soportar diferentes tipos de conexiones.

Según precisó, la firma actualmente tiene más 140 contratos comerciales para desplegar dicha red y 330 millones de usuarios, entre individuos e instituciones como puertos, minas de carbón, fábricas y centros médicos.

Otro elemento será la autosuficiencia y pasará por aumentar las inversiones en la creación de semiconductores y captar talentos al desarrollo del Harmony OS, con la idea de hacerlo atractivo para los jóvenes y ofrecer soluciones inteligentes lo mismo en el hogar, la oficina, durante viajes, momentos de recreación o sesiones de entrenamiento.

La ejecutiva acotó como punto importante el rol de Huawei en las aspiraciones de China de alcanzar la neutralidad del carbono y, con ese fin, optará por brindar a los clientes servicios y sistemas más amigables con el entorno y eficientes en el ahorro energético.

Entre las nuevas incursiones de la corporación figura una sociedad con las automotrices domésticas BAIC y Arcfox que dio lugar al reciente lanzamiento del sedán eléctrico Alpha S.

El software del vehículo lo sustenta el sistema operativo Harmony OS, sus baterías de iones de litio están equipadas con control de temperatura inteligente para evitar posibles accidentes, pueden recargarse de forma inalámbrica y duran 197 kilómetros.

El Alpha S estará disponible el año entrante en una versión estándar y el modelo Huawei Hi, que entre muchísimas prestaciones, incluirá plena sincronización con el smartphone, un sistema de reconocimiento de voz para interactuar incluso si está apagado y varios modos de conducción automática que solo necesitan ingresar el destino.

También en el corto plazo la marca se plantea hacia 2030 el lanzamiento de la 6G, la cual será 50 veces más rápida que la antecesora.

De acuerdo con un reporte del diario Global Times, este verano la corporación y dos socios enviarán al espacio dos satélites con el propósito de verificar la tecnología de la futura red.

msm/ymr/cvl

últimas Noticias
Noticias Relacionadas