Hablan los hechos

Por: Rosmerys Bernal Piña

“Poner fin a la pandemia de la Covid-19, prevenir la siguiente: construir juntos un mundo más saludable, seguro y justo” es el tema central que promueve por estos días la 74 Asamblea Mundial de la Salud.

El encuentro, de manera virtual por segundo año consecutivo debido a las restricciones contra la Covid-19, comenzó el 24 de mayo y se prolongará hasta el 1 de junio, con la participación de representantes de los Estados miembros de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La agenda del evento cubre asuntos vinculados con el presupuesto de programas de la entidad internacional (2022-2023), la labor y preparación en materia de salud mental ante emergencias sanitarias y la respuesta a la pandemia.

También se abordan la Estrategia Mundial para la Salud de la Mujer, el Niño y el Adolescente (2016-2030), el cáncer, las enfermedades no transmisibles, raras y huérfanas, la poliomielitis, la atención oftálmica y la inmunización para el desarrollo sostenible con vistas a 2030.

Durante la apertura de la Asamblea, el doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS, destacó el trabajo del personal sanitario en este tiempo, muchos de los cuales se han infectado con el virus, incluso se estima que al menos 115 000 fallecieron.

“En este Año Internacional del Trabajador de la Salud y el Cuidado a todos se nos ha recordado que estas son personas increíbles que realizan trabajos increíbles en circunstancias increíbles”, aseguró.

Representantes de varios países, entre ellos México y Cuba, se pronunciaron a favor de un acceso equitativo a las vacunas antiCovid-19, y expusieron que solo es posible superar la pandemia con solidaridad y compromiso.

Denunciaron que más del 75 por ciento de las dosis de inyectables se han administrado en solo 10 países, y los de ingresos monetarios más bajos han obtenido los menores niveles.

Por su parte, Venezuela demandó el cese de las medidas coercitivas unilaterales impuestas por Estados Unidos que dificultan el acceso a insumos para enfrentar la actual situación epidemiológica.

La Asamblea Mundial de la Salud es el máximo órgano de decisión de la OMS y cada mayo se reúne en Ginebra, Suiza, para determinar las políticas de la organización, supervisar las finanzas, y revisar y adoptar el programa de presupuesto propuesto.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas