Hablan los hechos

Inseguridad alimentaria, un tema crítico

Por: Silvia Martínez

La inseguridad alimentaria aguda alcanzó en 2020 su nivel más alto en un lustro, alza atribuida a conflictos, conmociones económicas agravadas por la Covid-19 y a efectos del cambio climático, alerta un informe recientemente divulgado.

Al menos 155 millones de personas padecen hambre crónica y necesitan de asistencia urgente en 55 países; unos 20 millones más respecto al año anterior, advirtió un nuevo informe de la Red Mundial sobre las Crisis Alimentarias.

De ellas pertenecen a África cerca de 98 millones, dos de cada tres, aunque la lista incluyó también a Yemen, Afganistán, Siria y Haití.

El director general de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), Qu Dongyu, valoró el informe como un referente mundial para datos sobre la inseguridad alimentaria y malnutrición en países urgidos del apoyo concertado de la comunidad internacional.

Consideró que el panorama de 2021 es muy negativo y catalogó como contraste inaceptable el hecho de que la humanidad ahora puede dividir moléculas para generar oxígeno en Marte, mientras que “aquí en el planeta Tierra 155 millones de nuestra familia humana sufren hambre aguda”.

En tanto, Janez Lenarcic, comisario europeo de gestión de crisis, dijo que la pandemia creó la tormenta perfecta, exacerbó las fragilidades existentes y amplió las desigualdades con afectaciones a los más vulnerables.

Por su parte, David Beasley, director ejecutivo del Programa Mundial de Alimentos (PMA), explicó que ese reporte es “trágicamente solo la punta del iceberg que estamos afrontando, la imagen global es aún peor”.

La hambruna toca a la puerta de millones de familias, alertó Beasley, quien destacó que más de 34 millones de personas están próximas a padecer hambre, lo que técnicamente significa que están muriendo, y reclamó al respecto una urgente inyección de financiación de la comunidad internacional para evitar ese desastre.

La Red Mundial sobre las Crisis Alimentarias, una alianza creada por la Unión Europea, la FAO y el PMA durante la Cumbre Humanitaria Mundial de 2016, trabaja en nuevos enfoques capaces de enfrentar las catástrofes recurrentes, reducir la vulnerabilidad y manejar los riesgos.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas