Opinión

La epopeya incompleta! (VII)

La finca era extraordinaria. Veinte mil tareas de pastos, agua electrificada, ocho mil cabezas de ganado de primera calidad, potreros, establos, cincuenta caballos de gran calidad, comprados en Inglaterra, México y Estados Unidos, valorados en más de diez millones de dólares. Entre esos caballos había uno llamado Gun-Man, comprado a la Reyna Isabel de Inglaterra por 500,000 dólares.

El personal, incluido veterinarios y empleados de oficina, era de más de 50 personas. Una hermosa y amplia casa con una piscina olímpica y un roof-garden, (jardín de azotea) con capacidad para más de 100 parejas. Un campo de softball con luces, césped y desagües y filtrantes, que pocos momentos después de las lluvias estaba listo para ser utilizado. Escuché a mi padre decir que el valor de Haras Nacionales estaba por encima de los veinte millones de pesos (es decir, veinte millones de dólares).

Bosch fue derrocado el 25 de septiembre y mi padre fue destituido antes de transcurrir la primera semana después del Golpe. Lo sustituyó un antiguo oficial del Ejército de apellido Gullón, que previamente había acusado a mi padre de “comunista” y “amigo de Bosch”.

Menos de un año después, de toda aquella riqueza en vacas y caballos no quedaba nada. Las instalaciones de los establos, la bomba de agua de la piscina, las instalaciones del roof-garden (jardín de azotea), muebles, sillas de montar y las instalaciones eléctricas del play, habían desaparecido.

La ola de saqueo y pillaje que se extendió por todo el territorio nacional no pudo ser detenida por nada ni nadie. El gobierno de facto, sordo e indiferente a las denuncias de ciudadanos y partidos políticos, estimulaba esa conducta propia de corsarios y piratas.

Entre los objetos de valor desaparecidos estaban docenas de grandes cajones, con un total de 600 metros cúbicos, que el gobierno de Bosch había recuperado en Francia, los cuales contenían valiosas propiedades de la familia Trujillo, que en gesto de solidaridad el presidente De Gaulle había ordenado devolver al pueblo dominicano.

Las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional entraron en un rápido proceso de anarquía y desintegración cuando se dedicaron a negocios y tareas totalmente ajenas a sus funciones.

Se llegó a crear una compañía por acciones cuyo fin principal era la importación de bebidas alcohólicas, manejada en su totalidad por oficiales de la policía. El país comenzó a funcionar con una inversión de valores generalizada en todos los sectores de la vida nacional.

La incapacidad y falta de conocimiento básicos en el manejo del aparato administrativo, económico y político del Estado era penosa. Desde el Poder Ejecutivo hasta los más insignificante empleados públicos, el ¨relajo¨ y la ¨guasonería¨ campeaban por su respeto.

Las consecuencias inmediatas del Golpe de Estado las sufrió en carne propia toda la nación. Pero desde luego fueron los sectores más desposeídos los que cargaron con los más graves perjuicios
A fines de noviembre de 1963 se abrió otro capítulo de la historia política del país cuando el Movimiento Revolucionario 14 de Junio, encabezado por Manuel Tavárez Justo, inició un proceso insurreccional en diferentes regiones montañosas del país.

Tavárez Justo, seguido de docenas de valientes y decididos jóvenes, en gran parte profesionales universitarios y miembros de importantes familias dominicanas, resolvió poner en ejecución un plan que se había elaborado con mucha antelación.

En la más absoluta verdad histórica, el levantamiento guerrillero del 14 de Junio había sido planificado para llevarse a cabo durante el gobierno de Bosch¨.

Otras del Comité Político
últimas Noticias
Noticias Relacionadas