Internacionales

Latinoamericanos residentes en Londres marcharon hoy aquí en el Día Internacional de los Trabajadores, y contra un proyecto de ley que pretende darle más poderes a la policía británica para disolver manifestaciones callejeras.

Los manifestantes, que corearon consignas en español como ‘el pueblo unido jamás será vencido’ y ‘se siente, se siente, el pueblo está presente’, partieron del sur de Londres para unirse luego a la manifestación convocada por sindicatos y organizaciones sociales y políticas británicas contra la controvertida legislación.

Estamos uniendo nuestras demandas en esta marcha donde celebramos los derechos de los trabajadores del mundo, para exigir, por ejemplo, el cese del bloqueo de Estados Unidos a Cuba, apoyar las luchas sociales en Colombia y en Chile, y por el fortalecimiento de la democracia en Bolivia, aseguró a Prensa Latina la activista chilena

La cubana Miriam Palacios agradeció, por su parte, el apoyo de la comunidad latinoamericana y caribeña en Londres a la lucha de su pueblo contra las medidas unilaterales estadounidenses, al tiempo que se solidarizó con las reivindicaciones de los obreros en el Reino Unido.

En Cuba, el Primero de Mayo es un día de fiesta, aquí es el momento de exigir todo lo que te han quitado, afirmó Palacios, quien enarbolaba una bandera cubana.

Para la británica de origen sueco Catharina Tirsen, el Día Internacional de los Trabajadores fue la oportunidad de hacer valer su oposición al bloqueo norteamericano contra la isla caribeña.

Defiende y emula a la Revolución Cubana, oponente al bloque al bloqueo de Estados Unidos y a la complicidad del Reino Unido, proclamaba su pancarta.

Una joven que se identificó como Mahalia afirmó, por su parte, que la fecha en que los obreros del mundo salen a las calles a exigir sus derechos es el día perfecto para demandar que se deseche el controvertido proyecto de ley, que ya pasó una primera votación en el Parlamento británico.

Básicamente estamos protestando por nuestro derecho a protestar, aseguró la joven a Prensa Latina.

De convertirse en ley, la Policía británica tendría potestad para decidir la hora de inicio y conclusión de una manifestación callejera, o prohibirla en caso de considerarla demasiado ruidosa o causante de molestias a la comunidad.

La nutrida manifestación de este sábado transitó por Trafalgar Square y The Mall, la avenida de cuatro carriles que desemboca en el Palacio de Buckingham, antes de concluir en un parque de Vauxhall, en la ribera sur del Támesis.

Según la Policía Metropolitana, que desplegó centenares de agentes del orden a lo largo del recorrido, nueve personas fueron arrestadas durante la marcha, que se desarrolló de forma pacífica.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas