Internacionales

A cuatro semanas del balotaje presidencial en Perú, el apoyo al izquierdista Pedro Castillo se redujo, pero mantiene el primer lugar con 36,2 por ciento, frente a 30 por ciento de la neoliberal Keiko Fujimori.

Según un sondeo del Instituto de Estudios Peruanos (IEP), Castillo bajó 5,3 puntos porcentuales y Fujimori subió, 8,5 y hay 33,7 por ciento que no se inclina por ninguno de los dos, entre encuestados que votarán blanco o viciado (21,3), indecisos (8,6) y que no respaldan a ninguno (3,8). Según el sondeo del Instituto de Estudios Peruanos (IEP), Castillo encabeza las preferencias de los votantes en el interior y Fujimori tiene mayoría en Lima, la plaza como mayor número de votantes, con 41,7 por ciento contra 27,1.

El maestro rural se impone en las regiones Norte, con 37,7 por ciento sobre 25,2 de Fujimori; Centro (37,5/25,2), Sur (45,9/19,8) y Oriente (42,3/27,1).

Castillo también mantiene el primer lugar en los sectores socio-económicos D y E, los más poblados y más pobres, mientras Fujimori tiene las mayores preferencias en los segmentos A y B, más reducidos y con mayores ingresos.

La contienda por la segunda vuelta electoral del 6 de junio próximo, tiene como contexto una intensa campaña anticomunista que infunde temor en el electorado para disuadirlo de votar por Castillo, a quien acusa de relaciones con terroristas y de pretender hacer un régimen autoritario.

Las iglesias católica y evangélicas y organizaciones de derechos humanos y ciudadanos hicieron ayer público una proclama de 12 compromisos políticos, sociales y económicos, y pidieron que lo firmen Castillo y Fujimori para despejar dudas sobre ambos.

Las dudas sobre los candidatos son generadas en el electorado por la campaña contra el candidato izquierdista y por los antecedentes de la neoliberal y el legado del gobierno de mano dura de su padre, Alberto Fujimori (1990-2000), preso por crímenes de lesa humanidad y a quien ella pretende indultar.

Castillo anunció ayer mismo su aceptación incondicional y señaló que los juramentos planteados coinciden con los compromisos que él hizo público en días pasados, mientras Fujimori todavía no responde, a más de 24 horas del lanzamiento del documento.

La campaña contra el candidato llegó al extremo de que el exoficial de la Marina Jorge Montoya acusó a los seguidores de Castillo de preparar un alzamiento para el caso que pierda la elección, con armas incautadas por la Policía a tres narcotraficantes bolivianos.

Montoya, congresista electo de extrema derecha, afirmó que las armas fueron enviadas desde Venezuela a Bolivia, pero la Policía aclaró hoy que los traficantes confirmaron que las adquirieron en el mercado negro de Perú, para llevarlos a su país.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas