Políticas

Lula a encuentros en Brasilia con líderes de tendencias políticas

El expresidente Luiz Inácio Lula da Silva cumplirá desde hoy aquí una serie de reuniones con líderes de diferentes tendencias políticas, en medio de la Covid-19 que cobró más de 400 mil muertos en Brasil.

Lula en Brasilia tendrá una semana de reencuentros ‘con fuerzas políticas huérfanas por el fracaso y el abandono de cualquier perspectiva de dirección por parte del actual gobierno’ de Jair Bolsonaro, informó el reconocido sociólogo Emir Sader en su columna del portal Brasil 247.

Comenta que el fundador del Partido de los Trabajadores (PT) ‘no es una alternativa para la izquierda, ni para las fuerzas de centro y derecha. Lula es la alternativa para Brasil, como país, como nación’. Sader precisa que el exdirigente obrero intercambiará opiniones con líderes de organizaciones de izquierda, centro y derecha, ‘con algunos de los cuales gobernó y otros desorientados, buscando un horizonte para sus partidos’.

Explica que cada vez más formadores de opinión, algunos de los cuales antes eran frenéticamente anti PT, como Reinaldo Azevedo y Felipe Neto, se adhieren a Lula como la única perspectiva de reconstrucción del país, ante la catástrofe humanitaria, económica, social y política en la que se encuentra Brasil.

Como reconocen algunos, no se puede comparar lo que representa el exlíder sindical para el país y lo que puede representar Bolsonaro, indica el columnista.

Argumenta que ‘este último llegó para destruir lo construido y aún quedaba de democracia, de Estado, de credibilidad política de la presidencia, de convivencia mínimamente armoniosa entre los tres poderes de la República’.

Destruyó, prosigue, lo que aún quedaba del proceso económico, mediante posturas erráticas, entre la privatización y la dilapidación de los organismos estatales.

Para Sader, en medio de la pandemia ‘se hace más evidente que el actual gobierno no tiene nada más que dar al país, se mire por donde se mire’.

Lo que queda es el apoyo de la lumpen burguesía, a la cual solo le interesa la liquidación de las empresas estatales a precios baratos, y los fanáticos evangélicos, asegura.

Agrega que si Bolsonaro intenta desmantelar el Estado, el exgobernante representa la posibilidad de recomponerlo, de recuperar su legitimidad ante los brasileños.

‘Es en este escenario que Lula aparece no como una alternativa de la izquierda, no como una alternativa de un conjunto de fuerzas políticas, sino como la única alternativa para la reconstrucción y la salvación de Brasil’, señala el sociólogo.

Tras la Corte Suprema anular sus condenas, el expresidente recuperó sus derechos políticos y podría presentarse como candidato al poder en las elecciones del 2022.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas