Internacionales

El Departamento de Justicia (DOJ) de Estados Unidos anunció hoy un cambio de política en las investigaciones sobre filtraciones a periodistas, por lo que no obtendrá registros telefónicos privados.

El portavoz de la agencia gubernamental, Anthony Coley, dijo este sábado que, de acuerdo con las instrucciones del presidente Joe Biden, ya no obtendrán informaciones provenientes de la comunicación privada de los trabajadores de los medios de prensa.

El DOJ se compromete a tomar todas las medidas adecuadas para garantizar la independencia de los periodistas y los derechos establecidos en la Primera Enmienda de la Constitución, manifestó Coley.

El cambio en la práctica gubernamental se produce luego de que el diario The New York Times divulgara esta semana que la administración del expresidente Donald Trump intentó acceder a la comunicación privada de cuatro reporteros de ese medio.

Además, el rotativo reveló que el DOJ, bajo la actual administración, impuso una orden de silencio a altos ejecutivos del diario neoyorquino para mantener en secreto las actividades de espionaje.

No obstante, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo hoy que el presidente Biden no estaba al tanto de las acciones del DOJ de intentar acceder a los correos electrónicos de cuatro reporteros del periódico neoyorquino.

De acuerdo con la vocera, aunque el ejecutivo no interviene en las investigaciones penales, la emisión de citaciones para los registros de los reporteros en las investigaciones de filtraciones no es coherente con la agenda del mandatario.

Este hecho se suma a otros escándalos similares divulgados el mes pasado que involucran el espionaje a periodistas de The Washington Post y de la cadena CNN con el fin de destapar sus fuentes.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas