Internacionales

Los precios mundiales de los alimentos alcanzaron en mayo su mayor ritmo de crecimiento del último decenio, por la repentina subida de la cotización de los aceites vegetales, azúcar y cereales, informó hoy la FAO.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en su reporte mensual destacó que en el quinto mes del año el índice de los precios de los productos alimenticios más comercializados alcanzó un máximo valor desde septiembre de 2011 y, en cifras nominales, estuvo apenas un 7,6 por ciento por debajo de su cota histórica.

En ese mes la cotización de los alimentos fue un 4,8 por ciento mayor que en abril y un 39,7 por ciento más respecto a igual período del año pasado, que de igual modo representó el duodécimo mes consecutivo de ascenso, todo ello también atribuido al afianzamiento de los precios de la carne y los productos lácteos.

El índice de los cereales escaló un seis por ciento comparado con abril y un 36,6 por ciento respecto a mayo de 2020, precisó el informe de FAO y señaló que entre los cereales principales, en mayo el maíz estuvo entre los que más subió con un 8,8 por ciento, un 89,3 por ciento respecto a igual mes del año precedente.

El reporte de FAO indicó que las perspectivas de disminución de la producción en Brasil acentuaron la presión sobre la oferta mundial, que ya era ajustada debido a la fuerte demanda sostenida.

Sin embargo, acotó, a finales de mes los precios del maíz comenzaron a retroceder, fundamentalmente por las perspectivas de aumento de la producción en los Estados Unidos.

Los aceites vegetales registraron un incremento intermensual del 7,8 por ciento, dado en particular por el aumento de los valores del de los aceites de palma, soja y colza; en tanto los lácteos marcaron una subida del 1,5 por ciento desde abril y un año de aumentos ininterrumpidos, lo cual empujó el valor del índice un 28 por ciento por encima de su nivel hace un año.

La carne, por su parte, promedió un aumento del 2,2 por ciento en mayo respecto a abril y algo más del 10 por ciento comparado con igual mes de 2020, atribuida en el informe del organismo especializado de ONU, a un mayor ritmo de las importaciones en los países de Asia oriental.

El azúcar también promedió una cotización superior en un 6,8 por ciento, el segundo aumento mensual consecutivo y el nivel más elevado desde marzo de 2017.

Entre otros factores, el precio superior respondió a los retrasos en las cosechas y a la preocupación ante el menor rendimiento de los cultivos en el Brasil, el mayor exportador de azúcar del mundo, a causa de condiciones atmosféricas secas prolongadas que afectaron al desarrollo de los cultivos.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas