Internacionales

El equipo de Naciones Unidas en Afganistán consideró hoy que las numerosas víctimas documentadas recientemente subrayan la necesidad de que todas las partes protejan a los civiles de cualquier daño.

Stephane Dujarric, portavoz del Secretario General de la ONU, dijo a la agencia de noticias Ariana que la Misión de la ONU encontró que al menos 23 civiles murieron y 49 resultaron heridos en siete incidentes registrados en un período de tres días la semana pasada en las provincias de Kandahar, Helmand, Uruzgan, Sar-e-Pul, Parwan y Kapisa.

El vocero también afirmó que muchos personas no uniformadas son asesinadas y heridas por fuego indirecto tanto del Ejército nacional afgano como del movimiento Talibán.

Según la ONU, la organización comparte sus datos con las partes involucradas en el conflicto y les pide que tomen todas las medidas para proteger a los civiles.

Mientras tanto, Zabi Farhang, portavoz de la Comisión Independiente de Derechos Humanos de Afganistán, dijo a Ariana que solo en mayo 280 civiles, incluidos 109 niños, murieron y otros 634 habían resultado heridos en todo el país como resultado del conflicto.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas