Opinión

¡Que alguien meta su mano!

No disponemos de un diagnóstico claro del recién transcurrido curso escolar cuando nos aprestamos a iniciar el nuevo.

De paso, en vista de la dimensión del escándalo, el Ministerio ha tenido que posponer el concurso para nuevos docentes. Las pruebas, según denuncias, hasta circularon por las redes.

Peor aún, en varios lugares se denuncian manejos al viejo estilo para favorecer a militantes del PRM.

Por otro lado, y según se oye en los medios, en muchas comunidades los planteles escolares no están preparados ni se han terminado los que la administración pasada dejó en fase final.

Es decir, que no se ha aprovechado el período de pandemia para poner a punto las edificaciones escolares.

Según se ha comunicado, no sabemos por qué tiempo, pero volvemos al viejo modelo de tres tandas de clases cuyas limitaciones son bien conocidas.

Ojalá que no esté en peligro la jornada escolar extendida que tanto costó y que bien iba. Ya sabemos del vicio de los actuales gobernantes de “cambiarlo” todo.

Entre los sectores que intervienen en la educación pública hay temores—y no son infundados—sobre la marcha presente y futura del sistema educativo público.

Da grima ver el video de un senador del PRM clamando para que los nuevos docentes que ingresen al sistema sean los “fajados” compañeros de su partido.

¡Tamaño requisito para ser docente ha traído el “cambio”!

Lo que habíamos logrado está ahí: 4% del PIB para educación, reducción del analfabetismo del 14% al 5%; jornada escolar de ocho horas; más de 20 mil nuevas aulas; construcción de estancias infantiles a escala nacional, con sus modalidades CAIPI y CAFI gestionados por un nuevo INAIPI; instalación de un verdadero Bienestar Estudiantil (INABIE)…

¡Ojalá que alguien meta su mano para que el cambio de reversa no se prolongue en Educación!

últimas Noticias
Noticias Relacionadas