Internacionales

El secretario general de la ONU, António Guterres, llamó hoy en el Consejo de Seguridad a hacer frente a la exclusión y las desigualdades para avanzar en la agenda de paz y estabilidad global.

La crisis sanitaria provocó un aumento de la pobreza en todo el orbe, así como el hambre y la inseguridad alimentaria en numerosas regiones, recalcó el titular.

Actualmente, atravesamos la mayor recesión registrada desde la Segunda Guerra Mundial, mientras miles de millones de personas carecen de protección social, advirtió en una parte de su discurso pronunciada en español.

También se amplía la brecha entre ricos y pobres, y la recuperación de la pandemia resulta asimétrica, las naciones desarrolladas concentran la mayor cantidad de vacunas antiCovid-19 y en lugares como África la inmunización es sumamente baja, detalló el diplomático.

Las desigualdades económicas son cada vez más marcadas, en tanto la creciente exclusión y desigualdades tiene un costo devastador en materia de seguridad, destacó.

Este aumento de las inequidades resulta un factor de la creciente inestabilidad mundial, especialmente en áreas donde se carece de servicios básicos como salud, educación, seguridad y donde las injusticias históricas han creado ciclos interminables de pobreza, lamentó.

Según destacó Guterres, ahora se reporta el mayor número de conflictos violentos desde 1945, además de que duran más y son más intensos.

La Covid-19 y la emergencia climática exacerban todos esos problemas, subrayó el secretario general de Naciones Unidas.

En estos momentos, consideró, debemos rechazar las voces que siembren división y en lugar de erigir barreras, urge que los Gobiernos y las instituciones fomenten la confianza al servicio de todas las personas.

La prevención de conflictos está en el foco de la nueva agenda de paz promovida por la ONU, recordó el titular.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas