Internacionales

El Tribunal Supremo de Estados Unidos discutió hoy una ley aprobada en Nueva York para prohibir a los ciudadanos el porte de armas fuera del hogar, norma catalogada como “ilegal” por parte de algunos magistrados de armas en Nueva York

El órgano de justicia, de mayoría conservadora, planteó agudas interrogantes sobre la constitucionalidad de la norma neoyorquina.
¿Por qué se le debe prohibir a aquellas personas que viven en zonas violentas que lleven un arma para su defensa personal? ¿O por qué deben solicitar un permiso especial para portar una, en un trámite que podría demorar?, se preguntó el juez Brett Kavanaugh.

La llamada Ley de Causa Adecuada de Nueva York exige a las personas solicitar un permiso para portar armas ocultas sin restricciones, pero deben demostrar una necesidad especial, más allá de un deseo básico de autodefensa.

Es inadmisible que los derechos constitucionales de los ciudadanos estadounidenses dependan de la discreción de las autoridades en un asunto como este, añadió.

Nueva York es uno de los ocho estados y el Distrito de Columbia que otorgan una amplia discrecionalidad a los funcionarios encargados de conceder licencias, según la publicación The Hill.

La disputa surgió después de que a dos residentes del estado se les denegara la licencia de portación sin restricciones.

Apoyados por una filial de la Asociación Nacional del Rifle, los solicitantes demandaron a los funcionarios encargados de conceder los permisos y, tras perder en los tribunales inferiores, apelaron al Tribunal Supremo.

El ex procurador general de Estados Unidos, Paul Clement, representó el miércoles a los solicitantes de licencias de armas y argumentó que la ley viola el derecho a tener y portar armas consagrado en la Constitución.

A pesar de la polémica discusión, los tres jueces liberales del tribunal se mostraron comprensivos con el fundamento de seguridad pública que subyace en la norma neoyorkina.

El Departamento de Justicia, en nombre de la administración del presidente Joe Biden, apoyó la norma e instó al tribunal a que se atuviera a la práctica de larga data de permitir a las legislaturas poner límites razonables a las armas de fuego para proteger la seguridad pública.

El académico Joseph Blocher, de la Universidad de Duke, afirmó que alrededor de 80 millones de estadounidenses viven actualmente en territorios que restringen el porte de armas de fuego en público.

“Si la Corte Suprema deroga la ley de ‘causa justa’ de Nueva York, podría cuestionar inmediatamente la constitucionalidad de leyes similares en estados como California, Nueva Jersey y Massachusetts», anticipó e informó que la Corte Suprema tiene hasta junio de 2022 para emitir un fallo en el caso.

Estados Unidos reportó más de 43 mil muertes relacionadas con armas de fuego durante el 2020, cifra que incluye suicidios, según el Archivo de Violencia Armada (Gun Violence Archive).

últimas Noticias
Noticias Relacionadas