Opinión

Adiós 2021

Nuestra anterior columna del lunes 20 de diciembre del corriente año 2021, tenía el título de ¨¡Fin de año triste! ¨, porque en ella citábamos en detalles, tres episodios tristes, dolorosos, en el cual fueron víctimas dominicanos y dominicanas y las que se produjeron en el Conglomerado Humano que tiene el nombre de Haití, cuando en un lugar fuera de Puerto Príncipe, habitantes de ese país, asaltaron un camión cargado de combustible, ocasionando la muerte de 90 personas y el resto, de aproximadamente 100, heridos de gravedad que no sabemos si han sobrevivido. Las otras fueron las de un accidente de aviación cerca del aeropuerto ¨Las Américas¨ que ocasionó 9 víctimas, y el otro episodio trágico, fue en México donde murieron 11 dominicanos que se trasladaban como emigrantes clandestinos, a los Estados Unidos.

Pero es el final de este año triste, en el cual el 15 de diciembre, que transcurre, conmemoramos y celebramos la fundación del Partido de la Liberación Dominicana, realizada en diciembre de 1973, por el profesor Juan Bosch, el Gran Maestro Político Dominicano y de América, Presidente Moral Eterno de la República Dominicana; en este mes hemos visto también como siguen realizándose las acusaciones, de infracciones delictivas, que se han originado a través del largo proceso de 20 años, en el cual gobernó el PLD, bajo la dirección en su primer periodo, de Leonel Fernández y el segundo de Danilo Medina Sánchez. Gobiernos en los cuales se cometieron errores y se incurrió en actividades censurables, muy censurables, que ahora sirven como fundamentos, a nuestros adversarios para mantener en vigencia una campaña contra el PLD y varios de sus dirigentes.

El autor de esta columna es fundador del PLD, que pertenece al pequeño grupo de dirigentes del PRD que acompañó a Juan Bosch en su decisión, en un momento históricamente dramático, que vivían los países hispanoamericanos, sentando un precedente que convirtió esa valiente y responsable decisión de Juan Bosch, en un ejemplo para otros pueblos americanos que expresaron a través de muchas organizaciones políticas y destacadas figuras de incuestionable respeto en el ámbito continental, que calificaron al PLD como un modelo que debía ser imitado en otros escenarios. Ahora cerrando el año, para el autor de esta columna trágico y doloroso, queremos señalar lo siguiente: esa campaña contra Danilo Medina Sánchez, y el Partido de la Liberación Dominicana, es un plan puesto en ejecución por las fuerzas políticas del exterior, que nunca han querido el PLD como Partido de gobierno para el pueblo dominicano, porque somos un obstáculo por el recuerdo de Juan Bosch y por el proyecto de esas fuerzas externas de convertir a la isla de Santo Domingo en un solo país.

Como peledeístas apoyamos la declaración del Comité Político del Comité Central de nuestro Partido que se efectuaron el pasado domingo 19, rechazando la campaña que se estimula y dirige, para que desaparezca del escenario dominicano la organización que reorganizó la estructura física del país y dirigió el crecimiento y desarrollo de la economía dominicana, abriendo escenarios que a la larga beneficiarán nuestro país, como las relaciones con la República Popular China, a lo que se debe sumar la responsabilidad que los dominicanos debemos asumir, con este gobierno, que dirige los destinos de la nación, que nos adversa, porque está obligado a asumir la vanguardia de enfrentar el problema del conglomerado humano que tiene el nombre de Haití.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas