Hablan los hechos

En el marco del Día Internacional del Migrante, 18 de diciembre, Naciones Unidas informó que, para 2020, había unos 281 millones de migrantes internacionales, lo que corresponde al 3,6% de la población mundial.

Un año antes, el número de migrantes internacionales alcanzó casi los 272 millones en todo el mundo y 48% eran mujeres. Además se estima que hay 38 millones de niños migrantes.

Asia acoge alrededor de 31% de la población migrante internacional, mientras que el dato para el resto de los continentes se reparte de la siguiente manera: Europa 30%; las Américas 26%; África 10%; y Oceanía 3%.

El sacerdote Mauro Verzeletti, de la Congregación de Misioneros de San Carlos Borromeo y uno de los directores de la Casa del Migrante en Guatemala, destacó el rol de la población migrante en el desarrollo de las economías de los países de acogida y denunció las graves violaciones a los derechos humanos que padecen.

«Estamos hablando de cerca de 300 millones de personas que viven en un contexto muy dramático debido a políticas migratorias que están diseñadas bajo un paradigma de racismo, xenofobia y discriminación», expresó.

El sacerdote señaló que “cada vez más, debido a este modelo económico, estamos retrocediendo y muchas veces las personas, por no haber políticas multilaterales serias, terminan siendo forzadas a migrar en las peores condiciones”.

Para el entrevistado es «necesario y urgente que los estados cambien las políticas migratorias, no podemos seguir criminalizando los derechos humanos y el derecho a migrar», dijo y agregó que en el mundo de hoy «vivimos en sociedades donde se levantan muros y fronteras y eso se da de frente contra lo bonitos discursos que se pronuncian”.

«Durante la pandemia quienes arriesgaron sus vidas fueron los migrantes, no podemos permitir que las personas más vulnerables sigan siempre pagando la factura de un sistema neoliberal injusto donde se enriquecen pequeños grupos de poder mientras los migrantes quedan excluidos de todos El entrevistado también fue consultado sobre el reciente accidente de un tráiler que transportaba más de un centenar de migrantes centroamericanos y que volcó en una carretera de Chiapas, México con un saldo de 56 muertos y más de 60 heridos.

Al respecto expresó: «Estamos todavía consternados por los hechos y en este contexto tenemos que replantear lo que está pasando, México hoy está haciendo el juego de EEUU deteniendo todo el flujo migratorio desde el sur y eso genera todo ese tipo de inconvenientes y tragedias».

«Lo que sucedió debería impulsar a los Estados a buscar mejores formas de ayudar a quienes hacen la ruta migratoria y a dejar de criminalizar a esas personas», concluyó. sus derechos inherentes», agregó. (Sputnik Mundo)

últimas Noticias
Noticias Relacionadas