Hablan los hechos

Autor: José Missael María Hernández

TRANSCRIPCION ENTREVISTA INEDITA DEL EX PRESIDENTE DE LA REPUBLICA DE COSTA RICA, DON RODRIGO CARAZO.

A la memoria de Juan Bosch y Rodrigo Carazo y todos los hombres y mujeres de nuestra América que han luchado por ella.

Corría el año 2009, año del centenario del nacimiento del compañero presidente Juan Bosch, y un grupo de dominicanos, con más intención que presupuesto, nos dimos la tarea de querer honrar la memoria y vida del Prof. Juan Bosch. En ese deseo y sueño nos llevó a contactar distintas personas que pudieran completar Cien Voces que nos contaran en estos Cien Años como impacto en sus vidas haber tratado y conocido a Don Juan…así nació Cien Años Cien Voces…
Esta travesía nos llevó a varios lugares, entre estos a Costa Rica, tierra noble que acogió como a uno de los suyos al dominicano exiliado. Aquí Juan Bosch conoció he hizo amistad con hombres y mujeres soñadores de nuestra américa , como la llamo Martí. Hombre y mujeres que los unía el afán del conocimiento y sobre todo los ideales de redención y justicia social para nuestros pueblos.

Es aquí, en San José de Costa Rica que nos dice Juan Bosch en su artículo “ Mis recuerdos de Che Guevara”, recogido en su libro Textos Históricos y Culturales que el joven “Che Guevara visitó algunas veces mi casa de Costa Rica. Esto sucedía en los primeros meses de 1954, cuando nadie sospechaba que el joven médico trotamundos iba a tener celebridad internacional. Mi hijo León, que empezaba entonces a pintar retratos y que vivía conmigo en el pequeño y dulce país centroamericano, había hecho amistad con algunos exiliados argentinos antiperonistas y a través de esa amistad llegaban a verme, a tomar taza de café y a cambiar opiniones sobre los problemas de una América que en esos años era un muestrario de dictadores.” Y por igual entre las aulas del Instituto de Educación Política de San Isidro de Coronado y las tertulias que en su hogar se realizaban, desfilaron cientos de luchadores latinoamericanos, unos de tránsito, que se mesclaban entre las figuras de Don José Figueres, Rómulo Betancourt de Venezuela, Muñoz Marín, de Puerto Rico. Filósofos, Poetas, actores, escritores completaban ese heterogéneo grupo de distinguidos contertulios, de patriotas latinoamericanos que vibraban de sentimiento y acción.

De estos, y en esta primera entrega compartimos con los lectores de Vanguardia del Pueblo una transcripción de la entrevista inédita que le realizamos a don Rodrigo Carazo, ex presidente de Costa Rica, amigo y compañero entrañable de Juan Bosch. En cada palabra, en cada gesto que nos contó en su hermoso hogar de San José, podríamos notar el inmenso orgullo de este gran latinoamericano de haber compartido tiempo y espacio con el “Juan Bosch de América” como él le llamo. Y para nosotros salimos mas que orgullosos de sabernos hijos y continuadores de ese legado.

Esperamos que con esta entrevista le podamos rendir un merecido tributo a ambos compañeros presidentes, Juan Bosch y Rodrigo Carazo, y a ambos pueblos. Y que además se pueda honrar la memoria y vida de esos hombres de Nuestra América, que como dijo el apóstol cubano, José Martí”… llevan en sí el decoro de muchos hombres. Esos son los que se rebelan con fuerza terrible contra los que les roban a los pueblos su libertad, que es robarles a los hombres su decoro. En esos hombres van miles de hombres, va un pueblo entero, va la dignidad humana.”

“Juan Bosch de América”
RC.: Muchas gracias por su visita, ojalá que de verdad lo veamos…porque el pensamiento de Bosch, es un pensamiento que trasciende la Republica Dominicana.

Con mucho orgullo ustedes dicen Don Juan Bosch, el presidente de la Republica Dominicana; el gran maestro de la Republica Dominicana. Nosotros decimos Juan Bosch de América. Trascendió, sin la menor duda, su pequeña nación, para convertirse en un hombre del continente, y un hombre de la época. Porque en la época en que Juan Bosch está sentando sus reales intelectuales en el continente es una época convulsa, difícil, es una época en donde en razón de todos los problemas de la segunda guerra mundial y posteriormente también de la guerra fría, él tenía oportunidad y la aprovecho muy bien para que con su pluma, extraordinariamente fluida y certera, pudiera comunicarse con todos quienes todavía hoy lo leen y lo leerán en el futuro.

De manera que para nosotros es muy grato, tuvimos la suerte de encontrarnos en nuestra vida con él: primero como muchacho, después como compañero en las aulas que cada uno dictaba su catedra, y después en Venezuela donde convivimos juntos…de manera que hay mucha, mucha buena inspiración en sus recuerdos para nosotros….

“El Dostoievski de la Republica Dominicana, le llamábamos”
RC.: La relación original fue la de recibir a un americano de primera línea , a quien no solo recibía Costa Rica, sino que nos honraba con su presencia, pero el vino a hacer lo que siempre fue, el vino como MAESTRO, y a mí me complacía mucho decirle maestro porque sin duda alguna nos enseñó mucho, a lo largo de los años tuvimos muchas oportunidades aquí en este país de conversar con él, a veces conversaciones de paso, pero otras más profundas, más significativas y que siembra mejores recuerdos. Yo quiero citar solo dos cosas como ejemplo; una que muchos le decíamos, y yo me siento entre los primeros que así le llamamos: “el Dostoievski de la Republica Dominicana”, así le decíamos, y se lo decíamos a él, y él sonreía cuando escuchaba que nosotros le decíamos de esa manera. Pero a la vez le escuchamos dictando cátedras, su aula como también en la reunión de carácter político llena de aspiraciones para nuestra América. Eso fue aquí en Costa Rica, pero después yo tuve, conjuntamente con mi esposa Estrella, la GRAN suerte de que como nos fuimos a vivir a Venezuela, en el año 59, encontramos que al poco tiempo también venía a vivir Juan Bosch con su esposa Carmen en Venezuela, y de casualidad la casa que arrendaron estaba muy cerca, pues cerca guardando las distancias de una gran ciudad como es Caracas…

“Juan Bosch : humanista distinguido y político sabio”
RC.:…muy cerca de la nuestra y eso nos hizo más amigos, nos dio mayor oportunidad de conversar, allí no solo veíamos a la persona que nos llamaba la atención por su ENORME CONOCIMIENTO, y su sensibilidad latinoamericana, por su condición de humanista distinguido y de político sabio; todo eso junto a una condición extraordinaria que tuvo siempre Don Juan, como le dicen ustedes; Para nosotros el “Don” es un título circunstancial un hombre de esa estatura ya no tiene títulos , se llama: JUAN BOSCH.!.

Bueno pues, Juan Bosch no solo nos instruía con sus puntos de vista, sino que también nos preguntaba, él creía que algo teníamos que decir y nos oía y cuando conversábamos con él, siempre teníamos la satisfacción de haber empleado muy bien nuestro tiempo, en Venezuela eso se multiplico muchas veces. Él era un entrañable amigo de José Figueres, a quien yo admire siempre, a pesar de las diferencias que en algunas ocasiones tuve con él, pero que sin duda alguna fue como lo ha calificado nuestro país, el hombre de Costa rica del Siglo XX, eso fue José Figueres, y en aquella época de los Muñoz Marín; de los Rómulo Betancourt, de Juan Bosch, de todos los líderes del continente de quien era entonces, en alguna época, de la que estoy relatando presidente de Guatemala, el presidente Arévalo, todos ellos constituían una pléyade brillante de gente de América latina que señalaba un destino promisorio para nuestros pueblos, de dirigentes connotados que les señalaron un camino propio a nuestra América, NUESTRA AMERICA.!

Noticias Relacionadas