Opinión

Gripalización del Covid

Consultados, familiares y amigos contagiados por Covid-Ómicron, responden haber tenido malestares pasajeros, dolor de cabeza y garganta, “alguito” de fiebre y congestión nasal.

Se habla que el Covid se habría gripalizado por la menor hospitalización, escasa ocupación UCI, bajísima letalidad y recuperación en 4 a 5 días.

Sin duda que gracias a las vacunas que mitigan la ferocidad del Covid, aunque ya sabemos que no habrá inmunidad de rebaño con ninguna de las vacunas.

Timbí de gente los estadios de béisbol, conciertos, plazas, parques, playas, hoteles, bares y restaurantes. Timbí igual, aviones, fiestas familiares, supermercados, vagones de Metro y guaguas del transporte público.

Para toda esa gente y muchos más, el Covid-Ómicron es como “la gripe mala esa que anda”. O menos.

La gripalización viene a ser la normalización de la convivencia con el Covid entre vacunados y usuarios de mascarillas.

Sin embargo, impacta el gasto de bolsillo en salud de los hogares, estresa al personal sanitario y a las instalaciones hospitalarias, afecta -por desatención- a pacientes con cáncer, problemas renales, cardiovasculares y pancreáticos severos y ha puesto en evidencia un sistema sanitario con grandes carencias y de cobertura de aseguramiento insuficiente.

Noticias Relacionadas