Opinión

La delincuencia sigue estando a la orden del día

El 18 de julio de 2019, en una reunión organizada por el entonces aspirante presidencial Luis Abinader con representantes comunitarios del barrio de Cristo Rey, su asesor en seguridad pública, el ex alcalde de Nueva York, Rudolph Giuliani le expresó a los residentes de dicho barrio lo que copiamos a continuación: “Esas rejas tras las que ustedes viven en sus casas y en sus negocios como si fueran prisioneros, es una clara señal de que la seguridad ciudadana no está siendo administrada adecuadamente”.
De inmediato, Giuliani señaló que en los primeros dos años de iniciarse el Plan de Seguridad Ciudadana que había preparado para un eventual gobierno de Luis Abinader, la delincuencia empezaría por ser controlada en un 50%.

El tema de la seguridad ciudadana fue recurrente en Abinader durante la campaña electoral de 2020. En junio de 2020, el entonces candidato presidencial del PRM expresaba que la inseguridad arropaba a toda la ciudadanía y que por eso, en su programa de gobierno, le daría prioridad a la lucha contra la delincuencia, para devolver la paz y la tranquilidad a las familias dominicanas.

La idea de que a los dos años de gobierno se obtendrían resultados positivos estaba tan presente en la mente de Abinader que el 6 de septiembre de 2021, ya en el gobierno, y ante la preocupación externada por el padre Félix Encarnación, párroco de la Iglesia Episcopal San Marcos, en la inauguración del Centro de Atención Primaria, en Haina, el presidente de la República prometió que el problema de la delincuencia estaría resuelta a la mitad de su gobierno, es decir, a los dos años de su administración.

Este 16 de febrero se cumplen 18 meses de la llegada de Luis Abinader al gobierno, o sea que en 6 meses se habrán cumplido los primeros dos años de su mandato, y las rejas de casas y negocios siguen presentes, ahora reforzadas, no solo en el barrio de Cristo Rey sino en todo el territorio nacional, sin que se hayan logrado resultados concretos en la reducción de la delincuencia en el país. La delincuencia aparece hoy como una de las principales preocupaciones de los dominicanos.

La situación es de tal magnitud que el gobierno de los Estados Unidos alertó recientemente a sus ciudadanos por los altos índices de delincuencia existente en el país. El 26 de enero de 2022 la prensa dominicana daba cuenta de un aviso del Departamento de Estado dirigido a ciudadanos norteamericanos en el que se señalaba: “Tenga mayor preocupación en la República Dominicana debido a la delincuencia”. En la edición del periódico Diario Libre correspondiente a ese día se refiere que en el pequeño resumen del país que publica el Departamento de Estado se afirma que “los delitos violentos, incluidos los robos a mano armada, los homicidios y las agresiones sexuales, son motivo de preocupación en toda la República Dominicana.”

Lo expresado anteriormente venía a reiterar el contenido del informe del 30 de noviembre de 2021 en el que se consideraba a la República Dominicana como un lugar de amenaza crítica e incluía un indicador de delincuencia “C” en las advertencias de viaje para la República Dominicana, lo que indica que puede haber delitos violentos generalizados y/o delincuencia organizada presente en el país, y/o que las fuerzas del orden locales pueden tener un alcance limitados para responder a delitos graves.

En dicho informe se planteaba que el crimen continua siendo la principal preocupación de seguridad en la República Dominicana y que el robo es particularmente preocupante, ya que los delincuentes a menudo usan armas para obligar a las victimas a obedecer.

La reacción del gobierno, a través del Ministerio de Relaciones Exteriores, fue decir que la decisión de Estados Unidos de elevar al nivel 4 la alerta de viaje a la República Dominicana para sus ciudadanos se debió a una actualización que hizo el Departamento de Estado motivado por la variante ómicron del COVID-19 y no por temas de seguridad.

Con esa explicación lo que se pretende es ocultar las verdadera causas de la creciente inseguridad ciudadana. En la raíz del problema esta el deterioro de las condiciones de vida de los dominicanos en el ultimo año y medio, lo que ha conducido a mas pobreza, mas marginalidad, mas desigualdad social, a menos oportunidades, etc.

Otras del Comité Político
últimas Noticias
Noticias Relacionadas