Internacionales

Un grupo de senadores estadounidenses comenzará hoy a discutir formalmente sobre asuntos migratorios con la idea de alcanzar un acuerdo bipartidista en torno al tema en un futuro cercano.
Dentro del grupo estarán los demócratas Dick Durbin, presidente de la Comisión Judicial del Senado, y Alex Padilla, así como los republicanos John Cornyn y Thom Tillis.

Para la publicación The Hill, un acuerdo bipartidista en materia de inmigración es una tarea difícil, especialmente en un año electoral, pero las conversaciones representan probablemente la mejor oportunidad para aprobar un proyecto de ley más adelante.

La ronda de discusiones se iniciará después de que las esperanzas de incluir una reforma migratoria en el proyecto de ley de impuestos y gastos demócrata, conocido como Build Back Better, se estancara el año pasado.

En lugar de tratar de elaborar un acuerdo desde cero, el grupo utilizará proyectos de ley bipartidistas más pequeños relacionados con la inmigración para tratar de armar un paquete que pueda obtener los 60 votos necesarios para avanzar en la Cámara Alta, explicó el medio de prensa.

La reunión será la primera que celebre el grupo de manera formal y se producirá después de que varios miembros de la bancada que se identifica con el color azul (D) adelantaran a principios de mes sus intenciones de convocar una ronda de negociaciones en torno a temas migratorios.

Tillis dijo a The Hill que el grupo estaba estudiando «diferentes propuestas en las que parece que tendremos apoyo bipartidista».

Las incipientes conversaciones sobre inmigración se producen mientras los legisladores están en medio de una trifulca por la decisión de la administración de Biden de levantar el Título 42, una política de la era de Donald Trump (2017-2021), que permite la expulsión acelerada de migrantes y les niega el derecho a solicitar asilo debido a “consideraciones de salud”.

Biden mantuvo vigente la medida cuando entró al poder el 20 de enero del 2021, pero planea levantarla el próximo 23 de mayo.

La decisión de la administración ha suscitado un fuerte rechazo por parte de los republicanos y de algunos senadores demócratas.

Por otro lado, el gobernante también se enfrenta a la presión de una franja de legisladores demócratas y defensores de la inmigración para mantener la decisión, argumentando que el programa de la era de Trump es inhumano y xenófobo.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas