Opinión

El covid, Abinader y los EEUU

Desde que se anunciaban con tambores de peligros los vientos del covid-19, comencé a darle seguimiento al tema, sobretodo a las estadísticas a nivel mundial de contagio y muerte; en ambas, y asumo que por el mal manejo, los norteamericanos son los campeones de la bolita del mundo.

En Dominicana, con el mismo desconocimiento del tema que existía en todas partes, logramos salir relativamente airosos, aunque la politiquería nunca estuvo ausente, basta recordar el papel jugado desde el congreso por el partido que hoy gobierna.

Arribando estos a la administración pública, escuchamos, para decir que habían manejado bien la situación, que el gobierno anterior no había puesto una sola vacuna, olvidando que cuando salió Danilo Medina del poder, el mundo aun no disponía de la misma.

A los 100 días de gobierno el actual presidente inició su presentación de logros, con un montaje teatral en el que lo primero fue haber superado la pandemia. Le preguntaba un súbdito de la corona que cómo había hecho para conseguir tal logro y el rey muy orondo decía que lo primero que hizo fue aumentar el número de camas y por ahí se fue diciendo cosas que nada tenían que ver con el logro.

Al día de hoy, el gobierno exhibe con orgullo lo que llama logro y hasta en la oposición le reconocen buen manejo, dije, digo y diré que eso es un soberano disparate, que fue pésimo el manejo que hizo, hace y seguirá haciendo Luis y salud pública del manejo del covid.

El covid se combatía con aislamiento, higiene y protección, a pesar de los esfuerzos ninguno de los gobiernos logró controlar al inconsciente e indisciplinado pueblo dominicano, por tanto, sin que sea culpa de nadie, no se puede ver como exitosas medidas.

Hacer pruebas, atención médica con camas y medicamentos era lo correcto y en eso tampoco hubo héroes ni villanos desde los gobiernos, ambos hicieron lo que tenían que hacer; hago hincapié en reconocer el papel jugado por el personal del sector salud durante los momentos más críticos.

En la vacuna, ahí es donde la puerca retuerce el rabo y no creo que sea durante esta gestión que los dominicanos sabremos la verdad de todo lo que ha sucedido ahí, aunque todos sospechamos que algo huele mal en Dinamarca.

Justo antes de salir de viaje hacia EEUU, se eliminaba para entrar y salir del país la prueba del covid, esa eliminación no beneficia para nada a los dominicanos, le perjudica en todos los sentidos; si comete el error de no hacerla y se la exigen en su lugar de destino tiene problemas, pero usted que llega libre de covid, se liga con personas que no se han visto en la obligatoriedad de hacerse la prueba y ahí el riesgo lo corre uno, experiencia vivida, eso nos convierte en potenciales importadores del virus.

A quienes beneficia la medida, si se le puede llamar así, es a quienes nos visitan, que todos son exportadores del virus hacia nuestro país.

Una vez más, el gobierno de Abinader pone los intereses económicos de un grupo por encima de los intereses del pueblo dominicano.

En este momento que se incrementan los casos, es una buena oportunidad para hacer lo correcto y exigir a nuestros visitantes lo mismo que nos exigen a nosotros en ara de proteger la salud de nuestros ciudadanos.

Noticias Relacionadas