Editorial

Nueva burla al pueblo dominicano

Una nueva burla al país, a sus ciudadanos y ciudadanas han resultado las explicaciones dadas por el gobierno a las causas de los molestos, largos y tediosos apagones en todo el país .

Espacios pagados a página completa en los diarios impresos del país, una aparatosa rueda de prensa y hasta unas improvisadas declaraciones del presidente de la república en lugar de tranquilizar a la población originaron su indignación, porque se consideran las explicaciones dadas una tomadura de pelo.

Los elitistas miembros del equipo energético del Gobierno, quienes llegaron a la gestión pública con cientos de fórmulas para corregir los puntos concernientes a la generación de electricidad, distribución y reducción de su costo, culparon a las gestiones del PLD de los apagones que sigue sufriendo el pueblo dominicano, pese a los nuevos anuncios de restablecimiento del servicio.

Y en tono burlesco, uno de esos funcionarios se apersonó en las afueras de una subestación en el norte del país y orondo presentó el científico descubrimiento de que una culebrita de la isla, especie en extinción, provocó un cortocircuito en el cableado de alta tensión que sacó de operación varias plantas. ¡Caramba!, qué manera de subestimar la inteligencia de la gente.

Una nueva muestra de irresponsabilidad de las autoridades de turno, con la que pretenden ocultar la falta de planificación y gerencia con que se conducen frente a la administración pública, pero que lo que hace es poner de manifiesto cuánto subestiman al pueblo, al que consideran tonto. El mal autollamado gobierno del cambio no ha cambiado su propensión a la invención de todas clases de mentiras y fábulas, cual libretista de comedias en espacio de la televisión dominicana.

Un gobierno que va para dos años de instalado, con funcionarios que se vendieron como portadores de fórmulas “para resolver todos los problemas nacionales”, se despacha responsabilizando a las pasadas autoridades del trastorno, conociendo que las pasadas autoridades son las propulsoras del desarrollo del sector eléctrico, que trajo consigo el fin de los apagones financieros y del déficit de generación de electricidad y la sustancial mejoría de la calidad de vida del pueblo dominicano, bienestar que ahora se ha perdido.

Con mentiras, distorsiones y fabulaciones se trata de acallar a una población que reclama a gritos al gobierno y a su partido el cumplimiento de tantas promesas y compromisos.

La población considera una burla las contradictorias explicaciones y el gasto de tantos recursos en el inútil esfuerzo de calmar su indignación y mal humor con artificios, mentiras y engaños.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas