Opinión

Haití siempre

Por: Euclides Gutierrez Felix |

El autor de esta columna saludó con satisfacción la decisión del Presidente de la República y de su gobierno, no firmar la declaración de la llamada IX Conferencia Americana que se celebró en Los Ángeles, California, que terminó aprobando una declaración que, en términos reales, era una trampa para la República Dominicana, con referencia al ¨Conglomerado Humano¨ reconocido internacionalmente con el nombre de República de Haití; a esa decisión se viene a sumar la declaración del Embajador dominicano ante la (ONU), José Blanco, quien habló en el Consejo de Seguridad de esa Organización de carácter mundial, en el cual afirmó que el problema de Haití es, ¨La pacificación inmediata la única vía para enfrentar la violencia y el caos¨.

Los dominicanos estamos obligados a tener presente, que la agresividad y el irrespeto son agresiones primitivas, hijas de la conciencia Tribal que tienen los haitianos de la organización de ese Conglomerado. Hemos publicados más de 100 trabajos en diferentes medios de comunicación, desde la desaparición del régimen trujillista a partir del 30 de mayo de 1961; y hace cinco años, en mayo del 2017, publicanos un libro, en tercera edición que va ahora para la cuarta, porque para nuestra satisfacción ha tenido una demanda aceptable.

Hace pocos días, tuvimos el honor de recibir una pequeña comisión de tres maestros dominicanos que ejercen el magisterio en la ciudad de New York, que vinieron a conversar con el autor por que ellos están haciendo gestiones para que el libro: ¨Haití y la República Dominicana un Origen y Dos Destinos ̈ sea aceptado como libro de texto, en las escuelas secundarias de ese país en la cual reciben educación escolar miles de hijos de dominicanos nacidos en los Estados Unidos.

A esos profesores hijos de dominicanos nacidos en New York, le ha impresionado notablemente lo que hemos afirmado desde que Jean Bertrand Aristide, le dejó a ese Conglomerado esa fatal herencia: ¨Su política incoherente, carente de toda planificación en el orden económico, no logró que capitalistas de Estados Unidos, Canadá y Francia, y de otras naciones de la llamada ̈Comunidad Internacional ̈, invirtieran un centavo en el establecimiento de empresas, fábricas, turismo, fomentando por el contrario el desempleo, que como hemos visto en párrafos anteriores, al desmontarse el andamiaje productivo en el sector agrícola, ocasionó la pérdida de más de 800 mil empleos que terminó llegando a más de un millón de desempleados. Engañó al gobierno estadounidense y comprometió de manera tal a su pueblo, que no ha olvidado lo que hizo¨.
¨El pueblo haitiano no tiene presente ni futuro, porque una sociedad incapaz de producir lo que necesita para sostener, producir y desarrollarse, está incapacitada, en consecuencia, de sentar la base para crear las instituciones que le permitan organizarse como una nación y convertirla en un Estado republicano. Además de la identidad racial o de origen, el idioma, las creencias religiosas y los hábitos de vida y la costumbre, estará siempre sometida a la ayuda o el dictado de lo que debe recibir¨.

Francia, Canadá y los Estados Unidos, quienes se han autocalificado como ¨Comunidad Internacional¨, tienen la responsabilidad económica y política para buscar una solución que en términos económicos pueda mantener la vida de ese ¨Conglomerado Humano¨, para que no le cause más daño a la República Dominicana.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas