Opinión

La subalimentación en América Latina

Por Margarita Cedeño

Con afectos, al profesor José Lois Malkun.

La Fundación Economía y Desarrollo publicó hace unas semanas un breve análisis sobre la subalimentación en América Latina y El Caribe elaborado con datos del Programa Mundial de Alimentos y con modelos predictivos de su propia elaboración. En el mismo arrojó que Haití y la República Dominicana son los países con el mayor porcentaje de población afectada por subalimentación, entendida esta como “la condición de las personas que llevan una dieta alimenticia inadecuada, conduciendo a la malnutrición y a un escaso bienestar”.

El economista José Lois Malkun refuta estos datos en un reciente artículo en el que nos endilga haber abrevado de fuentes erróneas cuando presentamos que la República Dominicana ocupa ese lugar en subalimentación. Afirma el profesor Malkun que “un político o política jamás tendrá éxito usando información incorrecta o falsa como forma de hacer oposición”, afirmación con la cual estamos en total acuerdo, pero que en el caso de la especie, no aplica, aunque sí que es muy válida la frase también para gobernar.

En nuestro artículo, y sucesivas declaraciones públicas sobre el tema de la crisis alimentaria, citamos informaciones recientes, mientras que el profesor Malkun, para refutarnos, utiliza informes de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) con datos del período 2013 al 2018, época en la cual nuestro país tenía, sin lugar a dudas, mucho mejores indicadores en cuanto a alimentación y seguridad alimentaria.

Hay que resaltar que los programas sociales enfocados en la mejora de la alimentación de los dominicanos fueron la mejor respuesta a la grave crisis económica que generó el gobierno del 2000-2004, que dejó secuelas que nos tomó toda una década para revertir.

Nos alegra sobremanera que el profesor Malkum reconozca de manera pública a la administración pasada, que supo manejar mejor las políticas sociales, especialmente las que estuvieron enfocadas a asegurar la mejora en la alimentación, lo que nos valió un reconocimiento de la FAO que tuvimos el honor de recibir en Roma, Italia.

Ahora bien, la data más reciente sugiere lo que hemos afirmado en lo referente al nivel de subalimentación en América Latina, según el análisis realizado por la Fundación anteriormente citada.

El análisis coincide con las advertencias que han realizado los principales ejecutivos de los organismos internacionales que monitorean la seguridad alimentaria en el mundo. Lola Castro, directora regional del PMA, afirmó recientemente que “la inseguridad alimentaria moderada pasó de 19.5% a 35% en la República Dominicana”, según informes de prensa. Por otro lado, el Representante local de la FAO afirmó que en República Dominicana “tenemos hambre no por falta de alimentos, ya que en el país hay una producción suficiente, sino por falta de dinero”, lo que coincide con el llamado que hemos hecho desde la oposición sobre el alto costo de la vida y la inflación inaguantable para la población.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas