Opinión

Dependiendo

Los cucos y la celebración han ido disminuyendo. De a poco, sin que nadie lo esperara, los hashtags o etiquetas también han desaparecido, incluso de los perfiles creadores y celebrantes.

El golpe les avisó: no hay nadie intocable en este desguazadero, ni siquiera sus propios patronos. Dueños del sí y del no, de lo que se escribe, se dice y se calla.

Ruedan empresas y nombres . «Presunción de inocencia», claman muchos ahora.

¿El debido proceso?

¿Pa’ que? Era lo que muchos pensaban.

Extrañamente, desde que sonaron nuevos apellidos y jefes, es lo que se exige en las redes sociales.

Visto lo visto, quienes antes celebraban los paseos, esposas y linchamientos a exfuncionarios, hoy piden respeto, legalidad, precaución y cariño.

¡Ya les cayó el 20!

Se relajó tanto con la desgracia ajena, con las filtraciones judiciales bien intencionadas, con el uso de las fotos familiares, menores de edad incluidos, que olvidaron que podría tocarles la puerta en algún momento. Porque, cuando se debilita y se destruye el sistema político por politiquería, no se salva nadie.

Porque los muertos y cadáveres en RD se respetan, dependiendo del partido.

Porque la lucha contra la corrupción se cumple, dependiendo del partido.

Porque los expedientes no se filtran, dependiendo del partido.

Porque los casos se tratan con firmeza, dependiendo del partido.

Porque existe la corrupción y las indelicadezas, dependiendo del partido.

Noticias Relacionadas