Hablan los hechos

Creciente potencial de un desastre nuclear

Al conmemorarse un nuevo aniversario del lanzamiento de la bomba atómica por parte de Estados Unidos sobre la ciudad japonesa de Hiroshima, el secretario general de la ONU, António Guterres, llamó a tomar conciencia ante el creciente potencial de un desastre nuclear.

«La humanidad está jugando con una pistola cargada» advirtió, Antonio Guterres, al recordar en Hiroshima el 77 aniversario del primer ataque con bomba atómica.

En la ceremonia por el lanzamiento de la bomba atómica, Guterres alertó del riesgo que plantean las crisis en Ucrania, Oriente Medio y la península coreana, al describir los horrores que vivió la ciudad japonesa.

«Decenas de miles de personas murieron en esta ciudad en un abrir y cerrar de ojos. Mujeres, niños y hombres fueron incinerados en un fuego infernal», declaró.

Los casi 500 mil muertos por la explosión de bombas nucleares sobre las ciudades japonesas de Hiroshima y Nagasaki, en agosto de 1945, son el recordatorio más patente de por qué no deben repetirse este tipo de ataques atómicos.

En 2018, el alcalde de Hiroshima, Kazumi Matsui, subrayó que «cuando la humanidad deja de ver la realidad y se olvida de la historia puede repetir un terrible error».

El 6 de agosto de 1945, a las 08:15 hora local, un bombardeo B-29 estadounidense arrojó sobre Hiroshima la bomba de uranio “Little Boy”. Tres días después se repitió el lanzamiento de un artefacto nuclear sobre la ciudad de Nagasaki.

Se estima que más de 450 mil personas murieron de inmediato por ambos ataques y como consecuencia de enfermedades generadas por la radiación nuclear.

Los testimonios de japoneses supervivientes del lanzamiento de las bombas nucleares también son un recordatorio de que esos eventos no deben repetirse nunca más.

RIA Novosti recopiló testimonios de víctimas supervivientes del primer ataque con bomba nuclear de la historia: “Olía a carne quemada en toda la ciudad”; “en la fábrica encontramos el cuerpo de nuestro padre. Parecía como si su rostro muerto se estuviera riendo”.

Yoshiro Yamawaki rememora: “Vimos sobre el puente hileras de hombres muertos que estaban parados de pie a ambos lados de una barandilla. Murieron de pie. Seguían estando de pie con la cabeza inclinada, como en oración. Cuerpos muertos flotaban por el río».

Reiko Yamada, quien en 1945 tenía 11 años, dijo a RIA Novosti: «Para limpiar el camino, montones de cadáveres fueron rastrillados como basura y quemados en el patio de nuestra escuela. También quemaron cadáveres en los patios de otras escuelas y en descampados. Olía a carne quemada por toda la ciudad».

“La humanidad está jugando con una pistola cargada”

Con cerca de casi 13.000 armas nucleares en los arsenales de todo el mundo y con múltiples crisis con un trasfondo nuclear activas en todo el planeta, el Secretario General de la ONU considera “totalmente inaceptable” que los Estados que poseen este tipo de armamento consideren la posibilidad de una guerra nuclear.

“La humanidad está jugando con una pistola cargada”, destacó António Guterres este viernes en Japón durante una ceremonia en recuerdo del 77º aniversario del bombardeo atómico de la ciudad de Hiroshima.

El titular de la ONU añadió que “las armas nucleares no tienen ningún sentido” y que pasados más de tres cuartos de siglo de ese incidente “debemos preguntarnos qué hemos aprendido de la nube en forma de hongo que se elevó sobre esta ciudad en 1945”, recalcó ante jóvenes activistas y autoridades locales.

Guterres fue más allá y reflexionó en similares términos sobre la Guerra Fría y sus “aterradores amagos que pusieron a la humanidad a unos minutos de la aniquilación”, o las esperanzadoras décadas “de reducción de arsenales y de aceptación generalizada de los principios contra el uso, la proliferación y los ensayos de armas nucleares”. (Noticias ONU)

Noticias Relacionadas