Opinión

Hambre en América

POR: EUCLIDES GUTIERREZ FELIX

El autor de esta columna, está consciente que el mundo está atravesando desde hace 5 años, hasta ahora, por uno de sus momentos más difíciles, como aquellos que precedieron, en los finales de la década de 1930 a 1940, cuando se dio inicio o se acentuó lo que sería la Segunda Guerra Mundial motorizada por el gobierno y el régimen de ¨El Nazismo¨, que se había impuesto en Alemania bajo la jefatura de Adolfo Hitler.

Hoy en los momentos que vivimos, las amenazas de un conflicto bélico internacional, se vislumbra en el futuro con consecuencias terribles y mortales, por la intransigencia de los Estados Unidos de América y sus aliados Europeos, reunidos en la llamada Organización de la OTAN.

El conflicto entre Rusia y Ucrania, desgraciadamente, es un preámbulo amenazador.
A esa tenebrosa situación que tiene su origen en Europa se agrega, en América, una información que da a conocer la FAO, que tiene como misión la alimentación y la agricultura.

Organización de las Naciones Unidas para América Latina, que ha nombrado un nuevo representante que ejerce su autoridad en toda Hispanoamérica. Este señor llamado Mario Lubetkin, ha declarado que ¨Latinoamérica necesita más integración para poder afrontar con éxito el fenómeno del hambre, que en el 2021 volvió a crecer por sexto año consecutivo, hasta alcanzar más del 8 %, de la población total¨.

Las declaraciones de este funcionario, aseguran también que esas crisis alimentarias de América Latina, ¨se fortalecerá y se profundizará, como consecuencia de la crisis que ha generado la invasión Rusa a Ucrania¨, culpando, como es lógico suponer ese problema bélico, generado no por Rusia sino la OTAN, que ha utilizado a Ucrania como instrumento para acentuar la autoridad europea militar contra Rusia.

Dice la FAO que los países más afectados en Hispanoamérica por el hambre son: Haití, (47.2%), Venezuela (22.9%), Nicaragua (18.6%), y los que menos sufren esa situación son: Uruguay y Cuba (menos de 2.5%) y Chile (2.6%). Es sorprendente que Cuba es la que tiene el porcentaje más bajo en este problema del hambre.

Le debe dar vergüenza a los enemigos de Cuba y para el autor de esta columna quienes le han hecho tanto daño a Cuba, que deben ser ellos los avergonzados, que el proceso político que ha vivido el hermano pueblo cubano; no obstante, todo lo que en ese pueblo se ha hecho dignifica y hace admirar más al gobierno que dirige los destinos de esa heroica nación.

A los dominicanos todo esto nos recuerda a Máximo Gómez que decía:
¨Entre Cuba y Santo Domingo existe, una cadena de unión cuyo primer eslabón lo forjó Hatuey con su sangre¨. Lamentamos profundamente, primero que nada Haití, que no tiene ninguna capacidad para producir alimentos que siquiera alivien esa situación; aunque estamos convencidos que Nicaragua, Venezuela y otros países de América Latina, pueden superarla, aunque ninguno de ellos tienen la capacidad de producir en términos agrícolas, lo que produce la República Dominicana.

Ninguno de los países de América tiene la riqueza agrícola que tenemos los dominicanos. Hemos escrito en infinidad de ocasiones lo que decía nuestro padre, que además de militar era un agrónomo práctico, formado en las Plantaciones Bananeras de la Grenada Compay, en Montecristi: ̈la República Dominicana tiene capacidad para alimentar una población de 50 millones de habitantes, y científica y técnicamente ponemos a producir nuestra tierra ̈.

Noticias Relacionadas